fbpx

 


Posts @IPDRS

La Federación Nacional de Ganaderos planteó al Gobierno un plan de reforestación a cambio de no cancelar el impuesto a las tierras rurales, que estipula el pago de $ 9,81 por hectárea a partir de las 26, cuyo plazo de cancelación concluyó el 30 de junio pasado.

"No es que no queramos pagar, la realidad es que no estamos en posibilidades de hacerlo", dijo José Zambrano, presidente del gremio, el sábado pasado, durante una asamblea que se realizó en esta localidad del cantón Gonzalo Pizarro y a la que asistió el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), Cristian Alvarado.

Aunque los ganaderos esperan una respuesta favorable del Gobierno, Luis Zambrano, presidente de la Federación Amazónica de Ganaderos, comentó que "si sigue la política de impuestos hacia el sector agropecuario, la gente va a abandonar los campos, el éxodo del campo a la ciudad será insostenible".

"Por Dios, que se considere que el sector productivo, el sector campesino, ya no aguanta más cargas tributarias", dijo.

Teófilo Carvajal, director ejecutivo de la Comisión Nacional de Erradicación de la Fiebre Aftosa (Conefa), indicó que los ganaderos no se declararán en rebeldía tributaria, pero analizarán si siguen "con la actitud de seguir dialogando".

Los ganaderos esperan un trato similar al que recibieron agricultores de la Amazonía, donde tras un reclamo generalizado se flexibilizó el impuesto a las tierras rurales. Lo pagan a partir de las 75 hectáreas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar