Posts @IPDRS

Cerca del 30% de las comunidades indígenas tiene problemas con la tenencia de tierras.

El reciente caso de la comunidad indígena de Tacuara´i ubicada en el Departamento de Canindeyú, dejó al descubierto la realidad que atraviesan los pueblos indígenas en medio del avance del agronegocio en el campo paraguayo. Las tierras en conflicto, ubicadas en la frontera nordeste con el Brasil pertenecen ancestralmente al pueblo Avá Guaraní y son ocupadas irregularmente por un terrateniente brasileño.

Las últimas semanas estuvieron marcadas por graves episodios de violencia contra la comunidad indígena de Tacuara’i, primeramente un ataque de civiles armados que dejó heridos entre las más de 100 familias Ava Guaraní que permanecen en unas 1.500 hectáreas de tierra y luego la desaparición de otros dos indígenas, que según la comunidad fueron asesinados por los mismos matones del terrateniente.

Hace un par de semanas, en un comprometido encuentro y conversa en el IPDRS entre diversos actores motivados por la  investigación desarrollada en el marco del proyecto Sustentabilidad alimentaria en Bolivia de la Universidad de Berna, sobre el incremento de la importación de plaguicidas en Bolivia, parte del equipo investigador recogió sugerencias, surgidas en el debate, a fin de fortalecer los argumentos desde otras miradas y experiencias de investigación sobre el tema.

El Centro de Estudios y promoción de la Democracia, los Derechos Humanos y la Sostenibilidad Socioambiental Heñoi, presenta la quinta entrega del estudio “Análisis comparativo de la rentabilidad social y ambiental de fincas campesinas y fincas empresariales”, que otorga una mirada amplia sobre el mundo rural a partir de la comparación de casos concretos de fincas campesinas y de fincas mecanizadas.

El documento incluye una introducción metodológica, el desarrollo de los estudios de caso de fincas y las conclusiones finales obtenidas. Entre los casos abordados, se analizan dos fincas campesinas ubicadas en el Asentamiento Mariano Díaz, experiencia que constituye el Caso 51 del Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio, cuya labor es alcanzar la sistematización de 1000 casos inspiradores de acceso a la tierra y el territorio, para despertar acciones concretas a partir de una reflexión masiva.

El país registra una cifra similar de personas con obesidad

El último Informe sobre el Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición(SOFI 2018) en el mundo, publicado por la Agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) confirman un aumento del hambre en el mundo, el número de personas que padecen hambre ha crecido en los últimos tres años, volviendo a niveles de hace casi una década. En Paraguay la sub-nutrición golpea a cien mil personas más que hace diez años, alcanzando a más del 11% de la población nacional.

Señores y señoras:

Secretariado del Grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta encargado de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales

Reciban un saludo campesino desde Colombia. 

Las distintas organizaciones sociales, campesinas y defensoras de derechos humanos; así como congresistas de la República que firmamos esta carta, reconocemos como histórica esta sesión del Consejo de Derechos Humanos, en la que se adoptará el documento final de la Declaración y abrirá la puerta al reconocimiento oficial de derechos de Campesinos y Campesinas en todo el mundo en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Así mismo, queremos felicitar a los países, organizaciones y personas que han contribuido con la elaboración de este proyecto de declaración, algo que sin duda dará un nuevo impulso a las organizaciones, comunidades y familias que todavía continúan luchando por sus derechos.