Posts @IPDRS

El viernes 20 de marzo, Diana Cabascango (Investigadora social del Observatorio del Cambio Rural) participó en el taller "Construcción de propuestas y aportes desde las Organizaciones de mujeres al Proyecto de Ley de Tierras Rurales y Territorios Ancestrales de la Asamblea Nacional".

Diferentes organizaciones de mujeres de la costa y de la sierra ecuatoriana formaron parte del debate sobre el proyecto de Ley de tierras en el Centro de Convenciones del Convento de la ciudad de Cotacachi.

El objetivo principal del taller consistía en generar el debate alrededor de la propuesta de Ley planteada por la Comisión de Soberanía Alimentaria en la Asamblea Nacional; así como construir una propuesta con la participación de las mujeres representantes de organizaciones de comunidades, pueblos y nacionalidades del Ecuador.

Entre las resoluciones alacanzadas destacamos las siguientes:
- Socialización de la propuesta trabajada durante el Encuentro de intercambio de semillas en Intag, el próximo lunes 30 de marzo.
- Presentación de la propuesta en el Encuentro Nacional, el próximo 17 de abril con motivo del día del campesinado, para establecer el día para la entrega de la propuesta al presidente de la Comisión de Soberanía Alimentaria.

Las propuestas que realizaron las mujeres a partir de sus situaciones y problemas comunes en tanto campesinas y productoras partieron del reconocimiento de la centralidad de la tierra como recurso y sustento de comunidades rurales, indígenas y campesinas. Para las participantes el uso prioritario de la tierra debe ser el agrícola por parte de pequeños productores y productoras, por encima de la minería o el monocultivo de exportación.

De igual modo, concordaron en la necesidad de que el gobierno establezca subsidios para la agricultura orgánica, como apoyo para la producción de alimentos sanos a costos accesibles para los y las consumidoras. La promoción de formas de intercambio solidario y comercialización, así como créditos accesibles para las mujeres fueron otras dos propuestas centrales que tocan áreas sensibles para las mujeres campesinas: posibilidades de colocar su producción en el mercado para evitar intermediarios y financiamiento para mejorar sus condiciones de producción. Finalmente, las participantes resaltaron una demanda fundamental: el respeto a la autodeterminación de las economías campesinas por parte de Estado y empresarios; para ellas la consulta y la propuesta deben ser las vías de intercambio/discusión con estos sectores pero siempre manteniendo su autonomía.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar