Posts @IPDRS

Con la presencia de delegaciones de 34 países del hemisferio, más invitados especiales de otras partes del mundo, empezó este martes 24 de septiembre en Buenos Aires, el Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas 2013, cuya inauguración estuvo a cargo del Vicepresidente de la República Argentina, Amado Boudou.

El encuentro permitirá construir una agenda hemisférica para la gestión integrada del agua, de manera que se fortalezca su disponibilidad y acceso para la producción de los alimentos y las materias primas necesarias para la humanidad.

La cita, además, será el marco de una nueva sesión de la Junta Interamericana de Agricultura (JIA), máximo órgano de gobierno del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

“La alimentación no es una mercancía sino un derecho humano reconocido por los Estados a partir de diversos instrumentos jurídicos. Reconocer este derecho plantea la obligación de los Estados de respetar, proteger y garantizar el derecho a la alimentación de los pueblos y en especial de los productores de alimentos, que se garantice el derecho al trabajo y empleo dignos, al salario justo basado en los principios de justicia social y dignidad humana”, dice la declaración de la I Asamblea de la Alianza por la Soberanía Alimentaria de América Latina y el Caribe.

El encuentro, realizado el 6 y 7 de agosto en Bogotá, Colombia, fue convocado por diversas asociaciones regionales comprometidas con la lucha por la soberanía alimentaria, incluyendo a la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo-La Vía Campesina, el Movimiento Agroecológico de América Latina y el Caribe, y la Red de Acción contra Plaguicidas, entre otras.

 

Este viernes se celebra una nueva cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la capital de Surinam, Paramaribo. El encuentro estará marcado por el regreso de Paraguay al organismo regional y por la llegada de Surinam a la presidencia pro tempore del organismo, pero sobre todo por las múltiples tensiones que existen entre países de la región: las diferencias entre Bolivia y Brasil provocadas por la fuga del senador boliviano Roger Pinto, la falta de relaciones diplomáticas entre Paraguay y Venezuela y el desalojo de una aerolínea chilena de unas instalaciones aeroportuarias en Buenos Aires, son hechos que ponen en duda la solidez de la integración regional.

A las 16:30 de hoy, finaliza el encuentro regional protagonizado por referentes de la lucha contra la violencia hacia las mujeres indígenas de Bolivia, Ecuador, Perú y Paraguay. Durante dos días, las participantes dialogaron en busca de estrategias de incidencia común sobre el derecho a una vida libre de violencia. El cierre consistirá en la lectura de la Declaración final y un momento artístico, a cargo del grupo Pynandi.

"Las mujeres indígenas queremos vivir dignamente, sin violencia, por ello es fundamental este encuentro con mujeres que luchan por lo mismo. Pedimos a nuestros gobiernos que nos ayuden en la búsqueda de esa mejor forma de vida", declaró Hilaria Cruzabie, integrante de la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (CONAMURI), durante la apertura del evento en la mañana del lunes. Desde 2010, su organización impulsa en Paraguay la Campaña Mundial "Basta de Violencia hacia las Mujeres del Campo" junto con la CLOC- Vía Campesina, con apoyo del Programa ComVoMujer de la GIZ.

Estudio en 8 países de América Latina mostró los avances y desafíos de la alimentación escolar como estrategia de nutrición, seguridad alimentaria y aprendizaje para los niños.

Los programas de alimentación escolar cubren al 85 % del total de los estudiantes en los ocho países estudiados.

Un estudio realizado por la FAO en Bolivia, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Perú muestra la importancia de los programas de alimentación escolar para la protección social, la seguridad alimentaria y la nutrición de los niños.

La nueva publicación, “Panorama de la Alimentación Escolar y las Posibilidades de Compra Directa de la Agricultura Familiar – Estudio de Caso en Ocho Países”, resalta que estos programas fomentan la permanencia en la escuela y un mayor aprendizaje. Además, todos los países estudiados han demostrado interés en obtener sus insumos de la agricultura familiar, fomentando el desarrollo local.