Posts @IPDRS

Desde el domingo 20 la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA) distribuye carne a los comerciantes de las ciudades de La Paz y El Alto y fijó el precio al público entre 24 y 45 bolivianos, en función a la calidad, informó el Ministerio de Desarrollo Productivo.

A principios de mes, el Gobierno advirtió que si no bajaba el precio de la carne intervendría con la distribución directa y la importación para regular el mercado abierto. La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, declaró en esos días a radio Panamericana que, según un estudio, la carne debía estar dentro el rango de 20 a 30 bolivianos el kilo y que “nadie debe pagar más”. La carne que venderá el Gobierno tiene un precio por encima de ese rango.

En conferencia de prensa, el viceministro de Comercio Interno y Exportaciones, Fernando Baudoin, informó a los medios que ayer Emapa recibiría 12.500 kilos de carne de res del Beni, que serían entregados a los comerciantes a 21 bolivianos el kilo gancho. Cuando comenzó el alza de la carne, atribuida al mal estado de los caminos por las lluvias y a la especulación, el Gobierno exigía a los intermediarios entregar el kilo a 19 bolivianos.

Para la distribución de esta carne se coordinó con la Federación Departamental de Carniceros (Fedecar) y la venta se iniciará en el mercado Yungas de La Paz y en el mercado de Santa Rosa en El Alto, señala un boletín de prensa del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Baudoin agregó que con el ingreso de más carne se conseguirá bajar el precio del kilo gancho hasta 19 bolivianos. “Los precios de inicio de la crisis han sido de 19 bolivianos en Santa Cruz, 21 bolivianos en La Paz, ese es nuestro precio tope; pero sabemos que vamos a poder bajar en el corto plazo esos precios, por el momento nuestra meta que es 21 bolivianos está logrado”, indicó citado por Erbol.

“Se va a continuar durante toda la semana con la venta de (...) esta carne a los precios que se ha dicho y Emapa va a mantener su abastecimiento conforme se ha señalado”, manifestó.

La carne se traerá por semana y sólo continuará el abastecimiento si el precio del alimento, en el mercado, no baja hasta los fijados por Emapa. “En la medida en que los precios empiecen a bajar a los niveles que hemos establecido, Emapa va a retirar su oferta y dejará que continúe la provisión y abastecimiento normal”, apuntó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar