Artículos de opinión

Posts @IPDRS

El vicepresidente de la República, Federico Franco, aclaró que no se trató en la reunión del Consejo de Ministros conformar una comisión para tratar el ingreso de Venezuela al Mercosur. Agregó que tampoco se habló del Unasur y de la posible compra de armamento de Rusia.

"Hoy, el Parlamento no tiene ningún esbozo de pedido de tratamiento del ingreso de Venezuela al Mercosur, tampoco se habló de la Unasur, y mucho menos de la compra de armas de Rusia", dijo el vicemandatario, este martes, en contacto con la 780 AM.

El ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Lacognata, había anunciado, luego de la reunión del Consejo de Ministros, que él y Franco integrarían una comisión del Ejecutivo para tratar con legisladores el tema del ingreso de Venezuela al bloque económico.

El vicepresidente sostuvo que el canciller le manifestó que sus declaraciones fueron mal interpretadas. Agregó que el diplomático se comprometió a dar una conferencia de prensa, este martes a las 08:00, para aclarar el punto.

"El canciller me dijo que él dio otra declaración y se le malinterpretó", subrayó.

Agregó que realiza personalmente la rectificación porque la rueda de prensa nunca se hizo. "Estoy en mi derecho de hacer la aclaración correspondiente", subrayó.

"Yo le pregunté al presidente (Lugo) si había alguna posición sobre el ingreso de Venezuela y me dijo que no tenía ninguna posición y si el Congreso aceptaba sí o si no, no", manifestó.

"En caso de que se trate, mi posición es clara. No están dadas las condiciones para el ingreso de Venezuela al Mercosur por las actuaciones antidemocráticas de su presidente", sentenció. "Hay una cláusula democrática en el Tratado del Mercosur. No se puede borrar con el codo lo que se escribe con la mano", concluyó.

  

Un mes duró el estado de sitio en Paraguay. Instalado para combatir a un fantasmagórico Ejército del Pueblo Paraguayo, terminó en fiasco. Ya hay quienes claman por la formación de escuadrones paramilitares para "liquidar a la guerrilla". Dos años después de desplazar del poder al Partido Colorado, al presidente Fernando Lugo se le está haciendo demasiado cuesta arriba concretar las transformaciones prometidas.

"Supuesto militante de las farc cae en Paraguay", "Capturan a un presunto elemento de las farc en Fernando de la Mora". "Militares lanzan peculiar batalla para fortalecer la lucha contra el epp", "Declara policía, víctima del ‘cazabobo' del epp". "Policía de Brasil, en alerta ante la presencia del epp", "epp tiene apoyo (en el gobierno), dice Salyn". Estos titulares del diario abc Color, desde la portada hasta la página 5 de un martes cualquiera, son sólo una muestra del clima de acoso político-mediático que acecha al gobierno de Fernando Lugo, que ahora tiene como punta de lanza la emergencia de un enigmático grupo guerrillero en el norte del país: el Ejército del Pueblo Paraguayo (epp).

Por estos días acabó el estado de excepción votado por el Congreso, sin que ninguno de los esquivos miembros del epp fuera capturado, y ni siquiera visto. Se dice que esta misteriosa guerrilla, que ya tiene una página en Wikipedia, cuenta con unos quince miembros. Hasta ahora destruyeron maquinaria agrícola de una hacienda sojera acusada de contaminar a todo el pueblo -en Concepción-, atacaron un cuartel militar en San Pedro (la región donde Lugo fue obispo), colocaron una bomba en el Palacio de Justicia y secuestraron a los hacendados Luis Alberto Lindstron y Fidel Zavala, este último obligado a repartir carne a los pobres como "cortesía del epp" antes de ser liberado previo pago del rescate después de tres meses de encierro. Todos estos hechos fueron reivindicados por la dirigente Carmen Villalba desde la prisión.

Aunque al parecer los "combatientes" del epp provienen del grupo Patria Libre (de donde también habrían salido los secuestradores de la hija del presidente Raúl Cubas Grau, Cecilia, finalmente asesinada en 2004), muchos creen que actúan en connivencia con el narcotráfico. De hecho, el departamento de Concepción está virtualmente tomado por los narcos, y allí se enfrentan el pcc (Primer Comando de la Capital) y el Comando Vermelho, ambas organizaciones criminales brasileñas. "En el norte la gente ya no habla de ganaderos, sino de narcoganaderos", dice el sociólogo Tomás Palau desde sus oficinas del instituto Base/Investigaciones Sociales. Gran parte del campo paraguayo está en manos de grandes latifundistas brasileños y "brasiguayos" (descendientes de brasileños) dedicados al monocultivo de soja, donde hace tiempo que no reina la ley estatal y ni siquiera, en gran medida, la soberanía paraguaya.

Paraguay vive, así, una colonización permanente: después de la época colonial stricto sensu, vino la guerra de la Triple Alianza: Brasil, Argentina y Uruguay acabaron con el modelo endogenista de Gaspar de Francia y los López en una guerra criminal financiada por los bancos ingleses. De 1,5 millones de habitantes en 1865, Paraguay pasó a 250 mil en 1870, al concluir el conflicto bélico; y, como recuerda Palau, "el territorio fue repartido entre los vencedores; las mejores tierras quedaron en manos de empresas anglo-argentinas, lusitanas o mixtas". Y la última colonización -que hoy vive esta nación mediterránea- es a través el auge del nuevo capitalismo agrario sojero. Como señala el economista Luis Rojas Villagra, Paraguay produce -y exporta- 6 millones de toneladas de soja anuales... e importa productos tan elementales como cebolla, papa y tomate.

CERCO CONSERVADOR

La supervivencia política de Lugo se parece a un milagro: tiene en contra a todo el Congreso (sólo un diputado y dos senadores apoyan al gobierno); a la justicia, coto de la vieja política corrupta-prebendaria; a la burguesía fraudulenta que, aunque sigue haciendo negocios, desconfía del entorno izquierdista del presidente; a los medios de comunicación, que conspiran sin pruritos a favor del juicio político y alientan sin parar el fantasma de Hugo Chávez; y al propio... vicepresidente de la República, del Partido Liberal Radical Auténtico, Federico Franco. En ese marco, sólo las divisiones de la derecha y la movilización popular (o la amenaza de ella) logran mantener en el gobierno al ex obispo, que en 2008 acabó con 60 años de dominio absoluto del Partido Colorado, incluyendo las tres décadas y media de la autocracia clientelista-represiva de Alfredo Stroessner. Las encuestas -que el abc ya no publica- dicen que la mayoría de los paraguayos se opone a un posible juicio político con el que amenaza la derecha, que después de Honduras no puede ocultar su tufillo a golpe de Estado liso y llano. Ahora sectores opositores quieren reactivar la amenaza dados los escasos resultados del estado de excepción en el norte del país.

La derecha acusa a Lugo de ser cómplice del epp y de no haber hecho cumplir el estado de excepción. Incluso algunos no se quedan ahí: "Yo me animo a decir que el presidente de la República Fernando Lugo no sólo es cómplice del epp sino que es el jefe del grupo guerrillero... sus amigos del epp no van a ser atrapados; desacredita a las fuerzas militares para que queden sólo los policías, y así poder crear la Guardia Nacional", dijo el lunes 24 el diputado del Unace (Colorados Éticos) Artemio Barrios. Entretanto, los policías de Hugua Ñandu se sintieron "aludidos y provocados" por la compañía militar Py'aguapy, que lanzó panfletos en castellano y guaraní desde helicópteros -como operación psicológica-, al parecer con especial intensidad frente a la subcomisaría local. "Es como que nos dijeran que no servimos para nada", se quejó un agente policial.

El Senado ya aprobó una ley antiterrorista "estilo colombiano". Y la colaboración judicial y de inteligencia Bogotá-Asunción marcha a todo vapor. La detención esta semana del colombiano Esney Dier Home Losada, acusado de pertenecer a las farc, es sólo una mínima expresión de una amplia red de acciones conjuntas.

UNA IZQUIERDA EMERGENTE

Como en otros gobiernos progresistas, bajo el de Lugo la economía la maneja la derecha y la política social la izquierda. Son públicas las tensiones entre el secretario general de la Presidencia, Miguel Ángel López Perito, y el ministro de Hacienda, Dionisio Borda. No obstante, la reforma de la salud permite, por primera vez, la atención gratuita universal, y aunque la infraestructura aún no está a la altura de ese objetivo, es un enorme paso para Paraguay, durante décadas -y aún hoy- un Estado mafioso y clientelista. La enorme sede de la Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado) sigue ahí, a la espera de una oportunidad para restaurar el viejo orden que, agrietado, sobrevive en casi todas las instituciones del Estado. "En la cancillería nadie se enteró de que los colorados perdieron (y) siguen en sus soquetes como garrapatas hambrientas", dice la columna de chismes "Ñe'e mbeguepe" en el abc Color.

Así, los problemas no se derivan solamente del atrincheramiento de los partidos conservadores, sino de la propia falta de unidad interna del gobierno. En el gabinete hay "desde obedientes discípulos del neoliberalismo en Hacienda, pasando por aprendices de represores en Interior, hasta supinos ignorantes en la materia en Agricultura y Ganadería, o bien pensantes ex militantes en carteras sociales. (Así) se logró lo que se tenía que lograr: desconcierto primero y desilusión después", escribió Palau en el reciente libro de balance Gobierno Lugo. Herencia, gestión y desafíos.* Con todo, el sociólogo destaca que se creó la Coordinadora Ejecutiva para la Reforma Agraria, se logró redactar un informe de la Comisión Verdad y Justicia, y se formó el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra, para encarar el tema de las tierras malhabidas, unos 8 millones de hectáreas.

"El gobierno de Lugo no puede calificarse como de izquierda, pero con Lugo la izquierda logró un espacio de crecimiento e influencia política que jamás tuvo en toda la historia paraguaya", dice Hugo Richer, dirigente del Frente Guazú (Grande), una novedosa alianza que nuclea desde la socialdemocracia hasta casi todas las expresiones de la izquierda marxista.

Las expectativas están puestas ahora en las elecciones municipales del 7 de noviembre, donde el Frente Guazú intentará construir una base político-institucional del cambio; y si se logra mejorar la correlación de fuerzas, impulsar la convocatoria a una asamblea constituyente. Como lo demuestra Honduras, no basta el apoyo externo, aunque importante, a la institucionalidad -en este caso de la Unasur- para fortalecer una política antielitista; es necesario construir fuerzas internas consistentes. La derecha "bruta" de Lino Oviedo y la derecha "civilizada" del partido Patria Querida están a la espera de pasos en falso.

Pero aunque lentos, se perciben algunos avances. "Por décadas, la lucha política en Paraguay fue colorados versus liberales; ahora es la izquierda contra la derecha. Pese a la ley antiterrorista, el proceso no se ha derechizado. La exigencia de cambio sigue viva entre las organizaciones sociales", explica Richer. Lo cual no es poco, considerando que durante largos años el líder anticomunista chino Chiang Kai Shek vigiló desde su enorme monumento en Asunción que Paraguay siguiera siendo -como lo dijo alguna vez su amigo, el dictador Stroessner- "el país más anticomunista del mundo"

 

El secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), Néstor Kirchner, dijo que respalda el ingreso de Venezuela al Mercosur "porque representa un mercado muy importante".

No obstante, el ex presidente argentino aclaró que se trata de una opinión personal ya que en el Mercosur los que tienen la representatividad de los países son sus presidentes.

Kirchner hizo estas declaraciones en Asunción, Paraguay, donde se reunió con el presidente Fernando Lugo y con integrantes del Congreso para hablar sobre el papel que cumple Unasur en la integración regional.

Pese a que Kirchner promocionó Unasur, el organismo fue criticado por algunos integrantes del gobierno y por parlamentarios paraguayos.

"El funcionamiento de Unasur no está respaldado aún por el Congreso paraguayo y seguramente su aprobación será debatida en las cámaras de senadores y diputados", recordó el vicepresidente paraguayo Federico Franco.

Franco consideró, además, que desde el surgimiento de Unasur "hubo una corriente armamentista muy fuerte en la región".

Por su parte, el senador Miguel Carrizosa, presidente del Congreso, dijo que le transmitió a Kirchner sus dudas y preocupaciones sobre Unasur.

"No estaríamos de acuerdo con una Unasur ideologizada; no creemos que la Unasur deba nacer para eso. Él nos ha contestado con toda libertad", dijo Carrizosa.

El tratado constitutivo de Unasur debe ser aprobado por varios países de la región antes de entrar en vigencia plena. El protocolo del organismo debe ser aprobado por los parlamentos de Chile, Colombia, Argentina, Brasil, Paraguay, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Hoy se inició la XIII Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar (REAF-MERCOSUR), en Mar del Plata, Argentina. El tema principal en la ocasión será "Agricultura familiar campesina".

El tema de la agricultura familiar campesina reunirá a países integrantes del Mercosur para construir un espacio de dialogo político regional sobre el tema. El presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Ing. Eugenio Alonso Massare representa a nuestro país en la XIII Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar (REAF-MERCOSUR), que se inició hoy, en Mar del Plata, Argentina.

El Seminario se extenderá hasta el 4 de junio. De parte del ente agrario participan, su titular, Ing. Eugenio Alonso y la Ing. Beatriz Ferreira, Gerente de Desarrollo Rural y representante alterna.

La participación de nuestro país es significativa pues casi el 50 por ciento de nuestra población reside en el medio rural y se inserta en el modelo de la Agricultura Familiar Campesina.

Se prevé para hoy las reuniones del sobre Juventud Rural y Género; el miércoles se desarrollará el Seminario sobre Seguridad y Soberanía Alimentaria y Reforma Agraria Integral, además de la Reunión del grupo de trabajo sobre  Acceso a la Tierra y Reforma Agraria.

El jueves se abordará la Agricultura Familiar y Agroecología, se reunirá el grupo de trabajo sobre Registros de la Agricultura Familiar y el viernes se realizará la plenaria de la XIII REAF, con el cierre de las deliberaciones y firma del Acta correspondiente.

El presidente de la República, Fernando Lugo, anunció este viernes la intención de Bolivia, Uruguay y Paraguay de relanzar el grupo Urupabol y la realización de reuniones entre autoridades de los mencionados países. También habló de lograr la integración energética.

El mandatario paraguayo dio un mensaje a la ciudadanía, este viernes, junto a su homólogo boliviano, Evo Morales, en el Palacio de Gobierno. El presidente del vecino país llegó esta mañana a Paraguay para participar de los festejos por el aniversario de la independencia.

Lugo anunció la realización de una reunión en los meses de agosto o setiembre próximo entre gobernantes de Bolivia, Uruguay y Paraguay y otra a fin de año, con la intención de potenciar el funcionamiento del grupo Urupabol (acrónimo del nombre de los citados países), un antiguo proyecto de integración que fue reflotado en octubre de 2008 por los cancilleres de esos tres países.

Por otra parte, el mandatario destacó que las relaciones entre Paraguay y Bolivia se encuentran en condiciones "óptimas" y habló de lograr la integración energética entre ambas naciones. También mencionó la intención de reflotar la construcción de la hidrovía entre los ríos Paraguay y Paraná.

La hidrovía es un plan fluvial intergubernamental, que incluye a Paraguay, Bolivia, Uruguay, Argentina y Brasil.

MINICUMBRE DE URUPABOL

Los presidentes Lugo y Morales y el vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, conversaron este viernes en la sede gubernativa acerca del Urubapol. También estuvieron el canciller Héctor Lacognata y el asesor de Relaciones Internacionales, Hugo Ruiz Diaz.

Una vez culminado el encuentro, los ilustres visitantes se trasladaron hasta el Panteón Nacional de los Héroes, donde depositaron una ofrenda floral en memoria de los patriotas, para luego asistir al Te Deum en la Catedral Metropolitana por el aniversario número 199 de la independencia patria.

INVITACIÓN A EVO

Lugo invitó, por otra parte, a Morales encontrarse en junio próximo en algún punto de la frontera para conmemorar la Paz del Chaco.