Posts @IPDRS

Imputación contra Director de Escuela Carpa responde a plan para cerrar escuela y desalojar a campesinos del Ñacunday

(www.ecoradiotv.com)-Ñacunday pasará la más triste de sus navidades, en medio de la  persecución y la zozobra. “El objetivo sería cerrar la Escuela Carpa y corrernos de aquí, abandonando a su suerte a niños y jóvenes de la comunidad” denunció la profesora Inocencia Ayala, vicedirectora de la escuela y colegio Carpa de Ñacunday.

La imputación al Director de la Escuela Carpa, Robert Ramírez, por invasión de inmueble ajeno y coacción, es un hecho que viola los derechos humanos y el derecho a la educación de los niños, ya que los docentes fueron enviados por el Ministerio de Educación para prestar un servicio educativo en el lugar.

El asedio sobre Ñacunday se profundizó luego que los técnicos del Indert llevaran a cabo un censo de las familias que habitan las carpas. La empresa Agrotoro (propiedad del Grupo Favero) busca boicotear este trabajo enviando emisarios acompañados por policías para acceder al censo, amedrentar y mandar a la Fiscala de Iruña, María del Carmen Meza, a intervenir la colonia e imputar a las personas que dirigen la escuela Carpa.

Favero busca adueñarse por la fuerza de toda la región

Ramírez, recibió el oficio de su imputación por parte de la Fiscalía de Iruña 8a cargo de la Fiscala María del Carmen Meza) quien ordenó la comparecencia para declarar al director en una causa fabricada por supuesta invasión de inmueble ajeno y coacción.

Junto al citado director fueron llamados a declarar este 26 de diciembre, en plena fiesta navideña, Tomás Apodaca, tesorero de la comisión pro escuela y Carlos Alegre, presidente de la comisión de la asociación de cooperación escolar. El que asume la querella como denunciante es el abogado Carlos Serrán quien estaría actuando bajo órdenes del empresario brasileño.

Los 12 docentes que fueron comisionados para impartir educación a niños y jóvenes de Ñacunday por el Estado, viven momentos de terror.

De esta manera, la fiscala María del Carmen Meza cumplió con la amenaza que había proferido de que al llegar el gobierno de Cartes echaría a profesores y alumnos “a patadas” de lugar.

La justicia en connivencia con el empresario brasileño Favero emprendió una serie de medidas violentas para desalojar a las familias campesinas que demandan un pedazo de tierra.

La vice directora, profesora Inocencia Ayala, expresó con tristeza que más que Navidad se vivirá un momento de luto y dolor en Ñacunday.

La imputación al director y a los líderes de la Comisión de Padres, llegó en plena etapa de entrega de libretas y títulos de los trabajos de finalización de curso. “Estábamos con tantas labores cerrando el año, llenando planillas de calificaciones, haciendo las estadísticas de rendimiento de los alumnos. La vara de la justicia nos golpeó a los que asumimos un compromiso por la educación de los niños” dijo Ayala.

“Es una lástima estamos cumpliendo con nuestro deber, fijado en la propia Constitución Nacional, con un sacrificio a toda prueba. Sin embargo, antes que reconocer nuestro trabajo, nos imputan y nos quieren echar del Ñacunday para abandonar a los niños y sus padres. Es claro que la Fiscala busca cerrar la escuela carpa y nosotros estamos resueltos en no dejar la escuela. No queremos abandonar a los niños y privarles del derecho a la educación. La fiscala como funcionaria pública debiera dar el ejemplo velando por los derechos de los niños y no estar defendiendo otros intereses”, explicó Inocencia Ayala.

Gobierno debe frenar violencia de brasileños en complicidad con la justicia

Ayala hizo un llamado al Gobierno y a la Fiscalía General para evitar una grave crisis social. Informó que están sorprendidos con la injusta y arbitraria medida judicial ya que se está en etapa de diálogo para una solución al conflicto social. “El Indert está haciendo un censo de los pobladores, sin embargo, se desata un ataque de la justicia que busca boicotear cualquier avance que solucione el problema” dijo la educadora.

“Estamos bajo carpas, soportando con extremo sacrificio más de 40 grados de calor, para brindar a los niños educación y se nos persigue con saña. Gracias al esfuerzo y dedicación de los niños y jóvenes 240 alumnos terminaron las clases. Esto no hubiera sido posible sin el compromiso y el patriotismo de los docentes que dejaron todo para llevar educación a una zona de conflicto y muy alejado. Estamos haciendo la inscripción para alumnos para las clases del 2.014, ya se inscribieron 335 alumnos para cursar sus estudios, lo cual muestra que la escuela carpa es una necesidad. Por Resolución Ministerial, 12 docentes impartes clases en la Escuela y Colegio Carpa, desde el preescolar hasta el tercer curso de la media”.

Oleada de imputaciones y condenas en Ñacunday para echar a los campesinos del lugar

La campaña de amedrentamiento y de violencia contra pobladores de Ñacunday ya produjo la condena de 38 líderes del lugar, quienes permanecen encarcelados en Ciudad del Este. Ahora, el número de imputados crece con las tres personas que dirigen la Escuela y Colegio Carpa. El objetivo es cerrar la escuela de parte del Grupo Favero, ya que la misma crea un arraigo en el lugar. El Gobierno y el Poder Judicial actúan en connivencia con el empresario sojero brasileño Favero quien se apoderó de la región y construyó un Estado dentro del Estado paraguayo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar