Posts @IPDRS

El Congreso aprobó la expropiación de 14,404 ha. a favor de la comunidad Sawhoyamaxa del pueblo Enxet

El 21 de mayo se sumó una efeméride más en la lucha de la comunidad Sawhoyamaxa del pueblo indígena Enxet. Ese día la Cámara de Diputados sancionó el proyecto de ley de expropiación de 14,404 Ha para la restitución de parte de sus tierras ancestrales a la comunidad indígena en la zona conocida como Loma Porã, en el Chaco o Región Occidental. El proyecto ya contaba con media sanción del Senado.
 
Esta decisión llegó ocho años después de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) del 29 de marzo del 2006 que obligaba al Estado paraguayo a que en un plazo de tres años restituya el territorio reclamado por la comunidad y que estaba ocupado por el terrateniente alemán Heribert Roedel. El fallo condenó al Estado por la violación de derechos fundamentales de la comunidad Sawhoyamaxa, que vivió más de dos décadas fuera de sus tierras ancestrales usurpadas por Roedel y ordenó a las autoridades que concrete emprendimientos viales y programas de desarrollo en forma de resarcimiento.

La conocida banda portorriqueña ha anunciado hoy su apoyo a la campaña de Oxfam que pide al presidente paraguayo Horacio Cartes que entregue tierras a las familias y jóvenes de Curuguaty, víctimas de un grave caso de acaparamiento de tierras. 

Calle 13 ha invitado a sus seguidores a convertir esta lucha por la tierra en “multiviral” firmando la petición en línea . En Paraguay, el acaparamiento de tierras ha expulsado a más de 500.000 jóvenes del campo.

El grupo de música Calle 13, ganador de dos Premios Grammy y 19 Grammys latinos, anunciaron hoy su apoyo a la campaña internacional “Jóvenes sin tierra = Tierra sin futuro” que reclama al presidente de Paraguay, Horacio Cartes, que entregue a las familias y jóvenes de Curuguaty las tierras del Estado que ha ocupado, de forma irregular, una empresa local dedicada a la producción de soja.

Por encubrir los delitos de productores sojeros que afectaron sistemáticamente los derechos de las comunidades Yerutí y Campo Agua’e y por utilizar su circuito judicial para sancionar políticamente al dirigente campesino Ramón Giménez con el fin de desmovilizar a su organización.

La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) y Base Investigaciones Sociales (BASEIS) comparten hoy jueves 29 de mayo los detalles de tres denuncias que presentaron ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 2013 y en lo que va de este año.

El evento se realizará en el Archivo Nacional desde las18 horas y combinará la explicación del abogado especialista en derechos humanos, Hugo Valiente, y la presentación de un libro y un documental con informaciones sobre los casos

Los índígenas exigen al presidente paraguayo que promulgue una ley aprobada por el Congreso de ese país, que establece la restitución de más de 14 mil 404 hectáreas de su tierra ancestral. Consideran la devolución de sus tierras como un justo reclamo luego de más de dos décadas sin acceder a los terrenos.

La comunidad indígena Sawhoyamaxa exigió este jueves al presidente de Paraguay, Horacio Cartes, que promulgue una ley aprobada por el Congreso, que establece la restitución de 14 mil 404 hectáreas de su tierra ancestral, actualmente en manos de un empresario.

El proyecto de ley, presentado el año pasado y aprobado por el Congreso este miércoles, responde a una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que condenó al Estado paraguayo en 2006 por violar los derechos de esta comunidad y le dio de plazo hasta 2009 para devolverle los terrenos.

La postura fue fijada en un comunicado emitido por el presidente del ente rural, Lic. Justo Cárdenas, que sin embargo insistió en buscar una solución “extrajudicial” al conflicto. La acusación contra los imputados por la masacre se basa en el supuesto de que las tierras pertenecen a Campos Morombí. El texto completo del comunicado emitido el viernes 16 y firmado por Cárdenas es el siguiente:

El Instituto reivindica sus derechos en cada una de sus presentaciones judiciales y en tal sentido afirma categóricamente que las tierras ubicadas en el distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú, conocidas como Marina Cué, pertenecen al Estado Paraguayo. Esta afirmación se encuentra fundamentada en el Decreto Nº 29.394 del 9 de octubre de 1967 por el cual se aceptaba la donación a favor del Estado Paraguayo de 2000 hectáreas de tierras ofrecidas por la Industrial Paraguaya S.A., así como también por el Decreto Nº 3532 de fecha 4 de octubre de 2004, que declaraba al inmueble de interés social y disponía su transferencia en forma gratuita a favor del INDERT, a los efectos de ser aplicado a los fines sociales establecidos en el Estatuto Agrario.