Posts @IPDRS

Por nuestras vidas, nuestros territorios, nuestros cuerpos, nuestros derechos frente al Covid 19

En medio de una pandemia global, una pequeña actualización de la crisis climática y ecológica.

“La violencia sexual contra las mujeres es una práctica habitual, extendida, sistemática e invisible en el contexto del conflicto armado colombiano, así como lo son la explotación y el abuso sexual, por parte de todos los grupos armados ilegales enfrentados y, en algunos casos, por parte de agentes individuales de la Fuerza Pública”. Corte Constitucional, Auto 092 de 2008: sección III, 1.1.1.

La lucha de los campesinos y campesinas de Marina Kue sigue en pie más fuerte que nunca, no solo resistieron firmes y con coraje para defender la inocencia de sus compañeros y compañeras y conquistar sus tierras -aquella Marina Kue cubierta por la sangre de 17 compatriotas, 11 campesinos y 6 policías el 15 de junio de 2012- sino que,  trabajan de sol a sol en la construcción de una comunidad que se levanta, que no retrocede, que sigue exigiendo justicia y reparación, y que por sobre todo, recuerda.

Guardia Wichí. Foto: Huerquén

Huerquén entrevista a Ariel Fabián

A principios de marzo, la noticia de la creación de la “Guardia Comunitaria Whasek Wichí” en El Impenetrable chaqueño causó espanto en la prensa “bien pensante” de Argentina. Chaco Día por Día hablaba de un “grupo armado en el Impenetrabable”. La Nación titulaba “Alerta en Chaco por la creación de guardias armadas en territorio wichí”, mientras que, adentrada la nota, los testimonios desmentían el hecho de estar armados y no hay pruebas que demuestren lo contrario. En Perfil se tituló: “La creación de la ´guardia comunitaria´ wichí causó alarma en el Chaco” y se enfatizaba el uso de “ropa militar”, fotos que mostraban gente en formación, carteles pintados a mano y un hombre cargando un fusil… ¡que resultó ser de aire comprimido!