Artículos de opinión

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El Gobierno Regional de Amazonas aprobó la ordenanza que establece como requisito para la contratación de personal de salud, estar formado en salud intercultural y tener conocimiento de una lengua nativa. Ello a fin de garantizar que personal debidamente calificado asuma la atención de los pobladores indígenas de la región.

La ordenanza fue aprobada el 30 de junio y espera su publicación en los próximos días a través del diario oficial El Peruano. La norma regional especifica como puntajes de calificación tener un 15% de capacitación acreditada en salud intercultural, 10% por el dominio de una lengua del lugar y 5% por pertenencia étnica al pueblo. 

El último informe del Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP) revela que del 2013 al 2015 se deforestaron cerca de 25 mil hectáreas de bosque en la zona este de la región Huánuco. La causa sería la habilitación de áreas para el cultivo de pasto para el ganado.  

Según imágenes satelitales que presenta el MAAP, solo en el 2015 se calculó en dicha zona una deforestación de 7,930 hectáreas, el equivalente a 10,865 campos de fútbol. Para este caso, el informe aclara que aproximadamente 87 por ciento de la deforestación observada se encuentra fuera de predios rurales.

En 2013 y 2014 la deforestación estudiada fue de 16.590 hectáreas, equivalente a 22.700 campos de fútbol. 

El programa periodístico Cuarto Poder llegó hasta el centro poblado de Barranca, en Loreto, donde el 24 de junio se derramó alrededor de 600 barriles de petróleo. Allí pudo comprobar que el crudo procedente del Oleoducto Norperuano, que opera la empresa estatal Petroperú, alcanzó el agua que consume la población, por lo que hoy se necesita con urgencia en la zona de dicho recurso en buen estado además de alimentos.

En imágenes se aprecia que el petróleo aún se encuentra en grandes sectores a la vista de los pobladores y visitantes. El reportaje llama la atención sobre la poca presencia de personal de la empresa haciéndose cargo de los trabajos de limpieza. A la fecha se habría recuperado menos de cien barriles de todo lo derramado.

De acuerdo a un informe de la División de Supervisión de Hidrocaburos Líquidos del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) al que tuvo acceso el medio digital peruano Número Zero, entre el año 2009 y 2015 se produjeron 150 derrames de petróleo. 

Dicho reporte muestra que las regiones más afectadas son las amazónicas: 73 de las emergencias se produjeron en Loreto, Amazonas y Ucayali.  

La provincia loretana de Datem del Marañón, donde ocurrió el derrame de más de 600 barriles de crudo de Petroperú, el pasado 24 de junio, es una en las que más derrames se registraron: 64.

Imágenes satelitales difundidas por el Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP) demuestran que entre agosto de 2014 y agosto de 2015 se deforestaron 8 hectáreas de bosque en las cercanías del río Santiago, en la región Amazonas, producto de actividad minera presumiblemente ilegal.

El área deforestada equivale a 11 campos de fútbol y se ubica en la quebrada Pastazio, en la provincia de Condorcanqui, selva norte de Perú. 

Una de las primeras organizaciones que denunció el hecho fue la Organización Regional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Norte del Perú (ORPIAN-P) que informó a inicios de año que a consecuencia de la actividad ilegal en varios sectores, serían cerca de 70 mil nativos de las etnias Awajún y Wampis los que se encontrarían afectados.