Artículos de opinión

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Argentina: No podemos permitir que nos fumiguen con Agrotóxicos

Movimiento Nacional Campesino Indígena

Martes, 24 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Durante el martes y miércoles pasados se realizó en la capital paraguaya la mayor feria de semillas locales junto con un seminario de experiencias de soberanía alimentaria, bajo el lema “Alimento sano, pueblo soberano”.

La organizaron unas 18 organizaciones indígenas, campesinas y de la sociedad civil, con el fin de valorizar el papel de las familias agricultoras en la producción de alimentos para el país y en el rescate de las semillas tradicionales.

Esto en un escenario de amenaza de contaminación genética sobre estas semillas, luego de que los gobiernos de Federico Franco(2012-2013) y Horacio Cartes(2013-) decidieran liberar en el país 13 variedades de maíz transgénico.

A 300 kilómetros al Noreste de la capital paraguaya, en el departamento de Canindeyú,distrito de Yvyrarovana, se levanta el asentamiento Primero de Marzo.

Allí viven más de 300 familias-al menos 1500 personas- campesinas que se establecieron sobre 4.500 hectáreas de tierras y extendieron los servicios de agua, electrificación, escuela, puesto de salud, radio, caminos, oportunidades de trabajo, asistencia productiva a las familias, almacenes de consumo y distribución de tierra.

Todos estos servicios lo levantaron con sus propias manos los vecinos y vecinas desde el 1 de marzo de 2012, a partir de una ocupación por la fuerza de la tierra donde hoy recrean su vida y su cultura.

En Paraguay existen 11 razas nativas/criollas de maíz, conservadas durante siglos por los pueblos indígenas y campesinos.

Hoy están amenazadas de ser contaminadas por las 13 especies transgénicas de maíz liberadas a partir de 2012, dice Lovera, agrónomo con doctorado en conservación de recursos fitogenéticos.

Fue presidente del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas(Senave) entre 2009 y 2012, órgano del estado paraguayo que maneja las políticas sobre semillas y productos fitosanitarios.

Entonces tenía solicitudes de empresas transnacionales de liberar en el país alrededor de ocho eventos transgénicos de maíz, pero que fueron rechazas por el grave riesgo de contaminación sobre el maíz criollo.

La comitiva (conformada por Parlamentarios, abogados, periodistas, referentes de la iglesia católica y organizaciones civiles) viajará hoy a la comunidad Primero de Marzo Joajú, ubicada en el departamento de Canindeyú -distrito de Yvyrarovaná- a 300 kilómetros al nordeste de Asunción.El objetivo es levantar y documentar la mayor cantidad de informaciones sobre la actuación del Estado en relación a los derechos elementales de las 300 familias campesinas que viven en el lugar hace cuatro años.

Las familias están articuladas a la Organización de Lucha por la Tierra(OLT) y ocuparon el lugar en 2011, luego de constatar que las mismas son tierras mal adjudicadas por la dictadura de Alfredo Stroessner en 1969.

Todo el patrimonio de semillas ecológicas de Paraguay estará reunido en este evento, con expositores y expositoras de comunidades indígenas y campesinas de todo el país.

Se trata de la tercera edición de la feria “Heñoi Jey Paraguay”(Germina de nuevo Paraguay), el mayor evento sobre el tema a nivel nacional.

El espacio se realiza desde 2011 y esta edición combinará la exposición e intercambio de semillas con un seminario regional sobre soberanía alimentaria, ambos eventos bajo el nombre de “Alimento sano, pueblo soberano”.