Posts @IPDRS

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) potenciará la creación de empresas grannacionales que permitan sacar el máximo provecho de los recursos naturales de la región, manifestó este domingo el nuevo secretario general del organismo, Alí Rodríguez Araque, quien tomará posesión del cargo el próximo 11 de junio.

Durante su participación en el programa José Vicente hoy, que transmite el canal Televen, Rodríguez conversó acerca del nuevo rol que le toca asumir como secretario del organismo regional y adelantó detalles sobre algunas de las políticas que desplegará en su cargo.

"Debemos crear instituciones financieras para apoyar proyectos industriales conjuntos, donde no solo participen los Estados sino también el sector privado, a fin de satisfacer primero las necesidades internas y luego expandir el mercado ", expresó.

Creando estas condiciones se consolidarán aspectos como la plataforma tecnológica de la región y la integración física del territorio.

"Se trata de dar un vuelco con un esfuerzo conjunto", dijo.

La declaración final del Consejo Energético de la Unión de Naciones Suramericanas ratificó que la soberanía de los países miembros sobre sus recursos les "garantiza la seguridad energética" y acordó la realización de un primer encuentro de empresas nacionales de petróleo y gas con el fin de promover el intercambio en materia comercial, regulatoria y jurídica.

La declaración del organismo fue en sintonía con los dichos de su secretaria general, María Emma Mejía, quien ayer había señalado que era necesario "reconocer en la gobernanza de los recursos naturales distintos modelos". En este sentido, los representantes de las áreas energéticas de los países miembro expresaron su "apoyo decidido a la integración como medio importante para avanzar en la construcción de marcos legales que aseguren la plena soberanía de los pueblos sobre sus recursos naturales".

El Consejo "recibió cuentas del trabajo adelantado por el Grupo de Expertos en materia de la elaboración del Balance Energético de Suramérica, pieza fundamental de información requerida para continuar con el desarrollo del Plan de Acción" y al final de la reunión, que tuvo lugar en Colombia, se instruyó a un grupo de expertos a que conforme un grupo para identificar proyectos estructurantes energéticos en la región.

Este grupo será una comisión comandada por Argentina para realizar el balance energético y la planificación energética de Sudamérica, junto con la Organización Latinoamericana de Energía (Olade).

El ex ministro venezolano Alí Rodríguez Araque asumirá en mayo próximo la secretaría general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).
La ministra de Relaciones Exteriores neogranadina, María Ángela Holguín, confirmó el sábado pasado que Colombia será la sede de la próxima cumbre presidencial de Unasur, en la cual Venezuela recibirá la secretaría general de manos de María Emma Mejía.

''Es el momento en que María Emma Mejía le entregará al ex ministro de energía de Venezuela Alí Rodríguez la secretaría general y queremos hacerlo en Colombia; ya lo he hablado con el presidente (de Paraguay, Fernando) Lugo y el canciller (Jorge) Lara'', indicó la jefa de la diplomacia colombiana en la reunión que sostuvieron los cancilleres del bloque en Paraguay.
 

Aprovechar recursos naturales

La semana pasada, el próximo secretario de Unasur destacó que uno de sus retos será planificar una agenda de negociaciones que permita avanzar en la creación de un tratado energético suramericano.

En entrevista a AVN, Rodríguez Araque aseveró que tienen como meta proponer a las naciones que integran el organismo el establecimiento de políticas comunes para aprovechar sus recursos naturales en favor del desarrollo de sus habitantes.

"¿Qué es lo que puede convertir a Unasur en un proceso irreversible?", se preguntó Araque, quien se ha desempeñado como titular de los ministerios de Energía y Minas, Economía y Finanzas, Relaciones Exteriores y Energía Eléctrica, y también ha ejercido la presidencia de Pdvsa, así como la secretaría general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Señaló que la fuerza de la región latinoamericana no radica en su potencial para las áreas militar, nuclear e incluso industrial, sino en los abundantes recursos naturales que posee en sus tierras.

Recordó que la región cuenta con 27% del agua dulce del mundo y posee tres de las ocho grandes cuencas a escala planetaria (Amazonas, Orinoco y Paraná-La Plata), "la mayor biodiversidad y el mayor depósito de minerales estratégicos. Por eso la gran respuesta que tiene que dar Unasur es qué va a hacer con esa gigantesca riqueza", expresó.

No obstante, recordó que hasta ahora la región se ha limitado a la exportación de materias primas: "la paradoja radica en que somos exportadores netos de capital. Eso es absurdo".

Por esa razón, Rodríguez planteó que esos excedentes de capital serían más útiles y aprovechables si las naciones los colocaran en fuentes de financiamiento para desarrollar proyectos relacionados con la transformación de los recursos naturales.

De este modo, se garantizará que las fuentes de energía sean empleadas para satisfacer la demanda de la región y exportar los excedentes con un mayor valor agregado.

"Aquí está presente una condición unánime hacia la integración y Unasur persigue justamente eso, la complementación económica, la cooperación, la solidaridad, en lugar de la imposición de condiciones", destacó.
 

Secretaría compartida

En marzo de 2011, los jefes de Estado del bloque acordaron que Caracas y Bogotá compartieran el período de dos años en la secretaría general de Unasur, luego que Colombia postulara a María Emma Mejía y Venezuela propusiera la candidatura de Alí Rodríguez.

Al ser escogidos, ambos representantes gubernamentales señalaron que esta alternancia evidencia el interés del bloque de mostrar que la integración debe ser más fuerte que las diferencias políticas e ideológicas de sus miembros, afirmación que ha sido reiterada constantemente por Mejía.

Mejía asumió el cargo a principios de mayo de 2011, durante la cumbre del mecanismo realizada en Guyana. En esa oportunidad, la ex canciller colombiana destacó que las prioridades de su gestión serían infraestructura, integración energética, salud y seguridad.

Actualmente, la Unasur, creada en 2008, está constituida por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

La sede de trabajo de la nueva secretaria general está en Quito, ciudad donde también se construye el edificio permanente de la organización multiestatal.

La Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) concluyó ayer su XI cumbre ordinaria con la perspectiva de seguir creciendo en número, la creación de una zona económica, el establecimiento de cargos permanentes en el organismo y reafirmaciones políticas de apoyo a Cuba y a Argentina

Los jefes de Estado recibieron en la última jornada sendas solicitudes de Santa Lucía y Surinam para comenzar el proceso de adhesión al mecanismo conformado actualmente por ocho países: Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, Dominica y Antigua y Barbuda.

La segunda jornada de la XI Cumbre de la ALBA, que desde el sábado se realizó en Caracas, discurrió sin que los medios pudieran acceder a parte de las discusiones, a diferencia de la víspera cuando el presidente cubano, Raúl Castro, bromeó sobre su poca afición a que las conversaciones fueran abiertas al público.

Aprobada Ecoalba

Los presidentes de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) acordaron la creación de una zona económica del mecanismo, uno de los objetivos que tenían trazados los países miembros para esta reunión.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dio por aprobado el acuerdo tras conversar con el resto de presidentes asistentes sobre los pormenores de la denominada Ecoalba, como se denominará la zona económica, que entrará en vigor en un plazo de dos años.

"Lo damos por aprobado y agradezco mucho el trabajo grande que han hecho los cancilleres, los ministros de Economía (...) vamos a trabajar para hacer realidad este acuerdo", dijo el Presidente venezolano.

Durante las discusiones, el Presidente venezolano explicó que la creación de ese espacio prevé "el ordenamiento y dinamización de las relaciones económicas de las partes, potenciando el encadenamiento productivo y comercial complementario".

"Este acuerdo define los principios económicos que regirán el proceso de desarrollo económico compartido bajo la perspectiva de bloque y no como una simple agregación de países individuales, lo que además permitirá su posicionamiento a nivel internacional", continuó al leer el documento.

El Presidente ecuatoriano advirtió no obstante de que "una zona comercial no se establece por decreto" sino que se debe hacer con "voluntad".


Ecuatoriano hará seguimiento

En la última sesión, los presidentes, ya sin la presencia del mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien abandonó Caracas tras la primera sesión, acordaron avanzar en la creación de un cargo de secretario ejecutivo permanente, que nombrará Venezuela.

Además, se definió el nombramiento de un coordinador de Política Económica que dé seguimiento a los acuerdos de la ALBA y que Correa anunció que desempeñaría el economista ecuatoriano Diego Borja.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se convertirá en un "proceso irreversible" con la defensa común de los recursos naturales que poseen las naciones que componente este mecanismo de integración.

Así lo recalcó el ministro de Energía Eléctrica saliente, Alí Rodríguez Araque, este domingo en entrevista realizada por la periodista Vanessa Davies y publicada en el Correo del Orinoco, en donde se reiteró que asumirá la Secretaría Ejecutiva de Unasur el 9 de mayo próximo.

En este sentido, recordó el funcionamiento de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) en donde un grupo de naciones pueden acordar políticas comunes por encimas de las diferencias políticas e ideológicas. Espera que una línea de acción similar guíe a Unasur.

Recalcó la importancia de la unidad de la América del Sur en torno a la gran cantidad de recursos naturales que posee; como tres de las ocho grandes cuencas del mundo, como Amazonas, Orinoco y Paraná - La Plata.

Además posee un gran potencial en materia energética como petróleo. Solamente en Venezuela existen las mayores reservas reconocidas de hidrocarburos del mundo así como carbón, gas, biomasa, viento y agua.

También hizo referencia a continuar trabajando para la consolidación del Banco del Sur y del Fondo de Reservas para fortalecer la estabilidad monetaria suramericana, en donde "no hay fecha porque son negociaciones", explicó.