Posts @IPDRS

Un estudio realizado por Itaipú Binacional indica que el 46% del consumo de energía en el Paraguay proviene de la quema de biomasa, tales como leña, aserrín, cáscara de coco y bagazo, y que solo el 29,4% corresponde a la energía eléctrica generada en las hidroeléctricas del país. Sugieren un cambio gradual en el uso de las fuentes del sector industrial, que es el de mayor consumo.

La energía eléctrica producida por las centrales hidroeléctricas del país ocupa apenas un tercio del consumo energético total en el Paraguay, según revela un estudio elaborado por la Fundación Bariloche de la Argentina y el Parque Tecnológico de Itaipú (PTI).

El Proyecto de Agricultura familiar y Seguridad Alimentaria, impulsado de forma conjunta entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la ONG Plan Paraguay, la Organización de Estados Iberoamericanos. Fue presentó oficialmente hoy en la ciudad de Paso Yobai, departamento del Guairá. El plan prevé una inversión de 1.900 millones de guaranìes y beneficiará a más de 1.000 familias.

El proyecto que se puso en marcha busca que los niños de las familias beneficiarias tengan una alimentación sana, mayor rendimiento escolar y mejores oportunidades para el futuro. Al acto asistieron el ministro Jorge Gattini, el gobernador del Guairá Rodolfo Friedman, el intendente local Edgar Chávez y representantes de las demás organizaciones coauspiciadoras. Villarrica. Nino Silguero, corresponsal.

Dejó de cultivar soja y se volvió simpatizante de la FNC. Acompañó a los heridos y heridas de la represión del sábado en Luz Bella. En los últimos tiempos denunciaba los atropellos que sufrían los campesinos de parte de los poderes fácticos y grupos delictivos de la zona.


La secretaria general de la Federación Nacional Camesinas (FNC), Teodolina Villalba, dijo que el agricultor asesinado el domingo en el departamento de San Pedro- al Norte de Paraguay- Nery Benítez, simpatizaba con la organización desde el último mes. 

El mismo vivía en el asentamiento “7 de abril” de Luz Bella, distrito de Guayaibí, y anteriormente se dedicaba al cultivo de la soja. Pero luego reconoció como un error este hecho y se acercó a la organización campesina. Su accionar solidario luego de la represión policial a las familias del asentamiento San Francisco del lugar le acercó aún más.

Los crímenes cometidos durante el régimen de Alfredo Stroessner en Paraguay siguen impunes al cumplirse 25 años de su caída porque, según representantes de las víctimas, los sectores políticos y económicos que se beneficiaron con la dictadura siguen en el poder.

Al contrario que en otros países del Cono Sur, en Paraguay nunca hubo una ley de amnistía pero los abusos están muy bien documentados gracias a más de dos mil testimonios y a tres toneladas de archivos oficiales que detallan violaciones de los derechos humanos en su territorio y en naciones vecinas. Aun así, mientras en países como Argentina y Chile hay investigaciones activas sobre delitos durante sus respectivas dictaduras, en Paraguay los procesos están parados desde hace décadas.

En las zonas rurales de Paraguay se encuentra simultáneamente una de las mayores cosechas de alimentos del mundo y un alto nivel de desnutrición, una realidad que una ONG quiere cambiar con una apuesta por la mujer como motor de desarrollo.

El anterior presidente paraguayo, Federico Franco, aseguraba con orgullo que Paraguay podría alimentar al mundo entero durante ocho días gracias a su producción agropecuaria.

Pero a Magdalena Benítez, una campesina de rostro curtido de 39 años, se le humedecen los ojos cuando recuerda que hace unos meses sus cultivos no le bastaban para dar de comer a sus siete hijos.

Algunos de ellos sufrieron parásitos y enfermedades gástricas que difícilmente afectarían a la población urbana y que perjudicaban su desempeño escolar.