Posts @IPDRS

Un estudio sobre la relación entre los recursos demográficos y ambientales muestra que en Bolivia “la disponibilidad de recursos excede ampliamente los requerimientos estimados de tierra y recursos naturales necesarios para sostener a la población a largo plazo”, y esto pone al país en la situación más favorable en comparación con 22 otros países de América Latina.
 
La información está contenida en el documento “Estado Plurinacional de Bolivia: Población, Territorio y Medio Ambiente – Análisis de Situación de la Población 2012”, elaborado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas en coordinación con el Ministerio de Planificación del Desarrollo. El informe es importante porque se considera que debido al alto nivel de consumo en el mundo, se ha superado con creces el uso sostenible del espacio.

Cuatro estudios de caso realizados en el trópico de Santa Cruz, en el chaco de Tarija, en el valle tarijeño y en el altiplano de La Paz, muestran a las mujeres como principales actoras de la soberanía alimentaria de su familia, región y el país, pero también confirma las amenazas y limitaciones que sufren al momento de encarar sus múltiples labores, afirma la investigadora Bishelly Elías Argandoña.

La autora del libro “La soberanía alimentaria desde las mujeres: cuatro estudios de caso” señala que a pesar de las graves limitaciones que tienen, ellas cuentan con avances y fortalezas que han desarrollado en su duro trabajo cotidiano en el ámbito productivo y reproductivo.

El Año Internacional de la Agricultura Familiar encontrará a Bolivia en 2014 con cerca de 150.000 pequeños productores inmersos en este tipo de producción y con capacidad de cubrir aproximadamente el 70 por ciento (%) de la demanda interna de alimentos del país, según la Coordinadora de Integración de las Organizaciones Económicas Campesinas (CIOEC).

Para el presidente de la CIOEC-Bolivia, Justino Loayza, la declaración del Año Internacional de la Agricultura Familiar por las Naciones Unidas es un reconocimiento al aporte importante que hacen los pequeños productores al mundo, para garantizar los alimentos de primera necesidad. La gestión fue encarada a través de los países del Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

El mandatario de Bolivia, Evo Morales, asumió el miércoles de manos de Islas Fiji la presidencia pro témpore del G-77, que agrupa a 130 naciones en vías de desarrollo y celebra su 50 aniversario, en una ceremonia celebrada en la sede de la ONU en Nueva York.

Morales recibió el mando de manos del ministro de Asuntos Exteriores de Fiji, Ratu Inoke Kubuabola, bajo los aplausos del secretario general de Naciones Unidos, Ban Ki-moon, y otros responsables y diplomáticos presentes, constató la AFP.

"Para el pueblo boliviano, el 8 de enero de 2014 es un día histórico e inédito por confiarnos presidir y coordinar este año el G-77", afirmó Morales en un discurso durante la ceremonia llevada a cabo en la sala del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC).

Una ley boliviana -promulgada el pasado 4 de diciembre- fijó de 15 a 30 años de prisión para quien atente y cause daños a indígenas en situación de vulnerabilidad y cuya sobrevivencia esté extremadamente amenazada. 

El Gobierno de Bolivia castigará con 15 a 30 años de prisión a quienes atenten y cause daños a indígenas en situación de vulnerabilidad y cuya sobrevivencia esté extremadamente amenazada. Esta medida fue tomada en el marco de la ley para proteger a las etnias que estén en peligro de extinción.

El instrumento legal prevé aplicar sanciones penales, entre 2 a 25 años de prisión, a aquellas personas que incurran en genocidio cultural, perturbación cultural, financiamiento a la perturbación cultura y daño ambiental.