Posts @IPDRS

El dirigente agrario colombiano José del Carmen Abril, miembro de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), alertó sobre las amenazas contra seis de los líderes que participaron en el paro de junio último en esa región. En declaraciones difundidas por la emisora Caracol Radio, exigió a las autoridades garantías para poder ejercer el libre derecho a la movilización sin ser estigmatizados, algo que vienen pidiendo desde el inicio de las negociaciones con el Gobierno hace casi cuatro meses.

Abril calificó de críticas estas amenazas en medio de las negociaciones para buscar salida a la profunda crisis del Catatumbo que hoy se encuentran empantanadas por los reiterados retrasos y pocos avances en la mesa.

Expertos internacionales, académicos colombianos, organizaciones rurales de base, instituciones estatales, gremios y sectores empresariales y comunidad internacional estarán sentados en un mismo espacio del 9 al 11 de octubre para dialogar y reflexionar sobre las problemáticas sociales derivadas del modelo de concentración y acaparamiento de tierras y desarrollo rural que rige actualmente en el país.

“Este Seminario es único porque por primera vez estarán todos los sectores implicados del área rural, lo que aportará un análisis más articulado e integral del repensar el campo en Colombia. El evento coincide con la coyuntura sensible motiva al paro agrario, tema que hemos visto a través de los medios de comunicación de manera fragmentada y del que proponemos un análisis más integral”, señala Juan Carlos Morales, director ejecutivo de FoodFirst Information and Action Network, FIAN Colombia, coorganizador del evento junto a la Universidad Externado de Colombia y el Instituto Colombiano de Antropología e Historia.

Adelinda Gómez Gaviria trabajaba con el Proceso de Mujeres Maciceñas del Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA), tenía un papel activo en el Foro Minero y Ambiental en Almaguer, en el que participaron alrededor de 1.500 campesinos e indígenas.

El 30 de septiembre de 2013, a las 20h30, mientras caminaba hacia su casa después de una reunión, Adelinda Gómez Gaviria y su hijo de 16 años fueron abordados por dos hombres desconocidos quienes les dispararon. Adelinda Gómez Gaviria recibió cinco impactos de bala que la mataron, y su hijo se encuentra ahora en delicado estado de salud en la Clínica La Estancia de la ciudad de Popayán. Un mes antes de su homicidio, Adelinda Gómez Gaviria había recibido una llamada telefónica amenazante en la cual un desconocido le dijo, “Deje de joder con esa cosa de la minería, eso es riesgoso y se va a hacer matar.”

Colombianos de varias regiones donde se ha sentido con fuerza el impacto de los cultivos ilícitos exponen experiencias y buscan soluciones a esta problemática en un foro en el Guaviare que da voz a la sociedad en el proceso de paz.

Organizado a pedido del Gobierno y la guerrilla de las FARC-EP, el encuentro, que tuvo su primera fase en Bogotá la semana última, se extendió hasta San José del Guaviare, en el sur del país, para llegar al corazón de una zona que ha sido epicentro de este flagelo.

En este segundo día de debates, en el que participan más de 300 campesinos, indígenas, afrodescendientes y otros sectores de la sociedad, los delegados seguirán ahondando en temas medulares como la producción, el tráfico y el consumo.

Una asamblea extraordinaria del movimiento Dignidad Agropecuaria determinará mañana en Bogotá si se reanuda o no el paro campesino.

Según Carlos Arturo López, líder del movimiento en el Quindío, la razón es que el gobierno nacional ha incumplido los puntos pactados que permitieron que se levantaran las protestas del último paro campesino. 

“El presidente Santos se comprometió en subsidiar hasta diciembre de este año, el 30% del precio de los insumos agropecuarios, y en 2014 determinar una rebaja sustancial en los mismos. También pactó la reestructuración de las deudas, incluyendo la condonación de aquellas que no superaban los $20 millones, pero esto no se ha cumplido, ni siquiera se han visto señales del compromiso”, aseveró.

Agregó que los líderes de Boyacá, Cauca y Nariño están dispuestos a volver a las protestas lo más pronto posible, pero eso solo se definirá al final de la reunión de mañana.