Posts @IPDRS

Representantes de los ministerios de Agricultura de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay se reúnen ayer y hoy en esta capital chilena para debatir sobre cómo potenciar el comercio agropecuario regional con China.

"Los temas que más nos preocupan son los fitosanitarios,especialmente la fiebre aftosa, y la apertura de mercados tan importantes como el chino", dijo a periodistas que cubren el encuentro, el ministro chileno de Agricultura y anfitrión, Luis Mayol.

La XXIII Reunión Ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), instancia regular que agrupa a los ministros del ramo en Sudamérica, abordará además temas como la fiebre aftosa en la región, el dominio nacional de tierras rurales, y el fortalecimiento de la posición regional en negociaciones internacionales.

La coordinación regional surgió en 2003 para definir los temas prioritarios de la agenda agropecuaria y forestal regional, articular el desarrollo de las acciones acordadas por los gobiernos y potenciar a la región en temas como investigación y desarrollo, agronegocios, seguridad alimentaria y desarrollo sostenible.

Los secretarios de Estado y sus delegaciones expertas en asuntos agropecuarios discutirán cómo avanzar de manera conjunta hacia el desarrollo de los países miembros del Consejo y sobre cómo incrementar la posición de la región sur como una potencia agrícola mundial, con un marcado interés en el mercado con China.

La cita fue inaugurada por el ministro de Agricultura de Chile, Luis Mayol, anfitrión del encuentro, y por el presidente pro tempore del CAS, el ministro argentino del ramo, Norberto Yauhar.

También están anunciados los ministros de Agricultura de Brasil, Jorge Mendes, y de Paraguay, Enzo Cardozo; así como el viceministro de Desarrollo Rurla y Tierras de Bolivia, Víctor Hugo Vásquez, y el subsecretario de Agricultura de Uruguay, Enzo Benech.

 

En América Latina, Chile (26° en el mundo) fue seguido por México (30°), Brasil (31°) y Argentina (32°), mientras que Bolivia fue el peor país latinoamericano evaluado, situándose en el lugar 65°. Según el estudio, Chile se ubicó 26° en el mundo compartiendo categoría junto a Estados Unidos, Dinamarca y Noruega.

El Índice Global de Seguridad Alimentaria a nivel mundial examina la asequibilidad, disponibilidad y de los alimentos, situó en su último estudio a Chile como el mejor país en Latinoamérica.

El estudio elaborado por la Unidad de Inteligencia de The Economist y asupiciado por DuPont Chile, separó a los países en cuatro grupos según su desempeño, ubicando al país en la primera categoría, junto a Estados Unidos, Dinamarca y Noruega, entre otros.

En América Latina, Chile (26° en el mundo) fue seguido por México (30°), Brasil (31°) y Argentina (32°), mientras que Bolivia fue el peor país latinoamericano evaluado, situándose en el lugar 65°.

El estudio precisa que los aspectos más fuertes que registró Chile fueron sobre los estándares nutricionales, que tuvo el máximo de la puntuación (100), seguridad alimentaria y proporción de la población bajo la línea mundial de pobreza.

Si bien el informe no registró debilidades para el país, los ítems que tuvieron la menor puntuación fueron el producto interno bruto per cápita y el gasto público destinado a investigación y desarrollo agrícola.

En cuanto al índice de asequibilidad de los alimentos, Chile se ubicó en la posición número 30° en el mundo, siendo sólo superado por Brasil (29°) en la región latina.

Respecto a la evaluación, la gerente general de DuPont Chile, Jennifer Iribe, señaló que "esperamos que el índice sea utilizado por los principales actores de la industria alimenticia nacional para promover la discusión y la colaboración, tomar decisiones mejor informadas, elevar los estándares nutricionales, garantizar la alimentación segura de los chilenos y encausar al país hacia una posición de potencia alimentaria mundial ".

 

El Mandatario acotó que por ello esas organizaciones se oponen a la ejecución de distintos proyectos como carreteras y plantas hidroeléctricas, situación que afecta su desarrollo, según ANF.
Las negociaciones del grupo de "economía verde" en la Cumbre de Río + 20 confrontan dificultades ante los cuestionamientos de los países en desarrollo, congregados en el G77+China, que obligaron a parar la discusión, informó desde Río de Janeiro, el jefe de delegación de Bolivia, René Orellana, de acuerdo con un reporte de la Fundación de la Cordillera.
Los gobernantes que acudirán a la reunión Río+20 la semana próxima para pensar el futuro del planeta suscribirán un solo documento de compromisos, a diferencia de la Cumbre de la Tierra, celebrada hace 20 años también en Río de Janeiro, de la que nacieron tres convenciones internacionales.