Artículos de opinión

Posts @IPDRS

El presidente de la Comisión de Soberanía del Parlamento ecuatoriano, Fernando Bustamante, destacó que la creación del Banco del Sur fue aprobada en esa instancia y será entregado hoy el documento final a la Secretaría de la Asamblea.

  A partir de este viernes hay un plazo máximo hasta el 31 de mayo para aprobar el Tratado que permita concretar la iniciativa de los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y crear una banca regional de inversión y desarrollo.

El legislador destacó que "lo que hace la comisión es recomendar al Pleno la aprobación del pedido del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de autorizar la ratificación del tratado constitutivo del Banco del Sur, iniciativa de la Unasur."

Esta institución tendrá la visión de una banca de desarrollo que permitirá la consecución de proyectos en materia de educación, salud pública, desarrollos del conocimiento y apoyo a la micro y mediana empresa, precisó.

Por otro lado, Bustamante dejó claro que la aplicación del Sistema Único de Compensación de Pagos (SUCRE) no será mediante monedas físicas, por el contrario, es una moneda virtual que servirá para los intercambios comerciales.

El proyecto, iniciado por siete países en diciembre de 2007, busca que Latinoamérica alcance independencia financiera de organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial quienes les imponen condiciones políticas y económicas desfavorables.

El Banco del Sur se inicia con 10 mil millones de dólares provenientes de las reservas internacionales de los países fundadores, los cuales serán transferidos de bancos estadounidenses y europeos a Latinoamérica.

Las principales funciones de la nueva entidad regional serán financiar proyectos de desarrollo en sectores claves de la economía para mejorar la competitividad y el desarrollo científico y tecnológico, proveer asistencia técnica, otorgar fianzas, avales y otras garantías.

Fallo judicial ordena consultar a pueblos indígenas. 

Un sorpresivo giro tuvo la protesta contra el proyecto de Ley de Aguas. El presidente de la Asamblea Legislativa, Fernando Cordero, anunció ayer que se aplazará la votación prevista para cumplir con la sentencia de la Corte Constitucional de marzo pasado que ordena realizar la consulta a los pueblos indígenas (Foto: Conaie).

Cordero evocó esa obligación para evitar que la ley sea declarada ilegal por "vicios de procedimiento" y negó que sea "un as bajo la manga" para desactivar las movilizaciones de las organizaciones indígenas.

Esas demostraciones iniciadas el 4 de mayo, cuando fue sitiado el Congreso, continuaron el miércoles con bloqueos de carreteras y refriegas, que dejaban al menos 20 lesionados y 19 detenidos.

La Corte Constitucional emitió la sentencia al resolver un pedido ciudadano para que ese tribunal reglamentara las consultas previstas en la Carta Magna sobre leyes que impliquen derechos colectivos, dijo el viceministro de los Pueblos Orlando Pérez.

Los indígenas, que componen el 35 por ciento de la población ecuatoriana de 14,2 millones de habitantes, rechazan el proyecto alegando que perderán el control de las fuentes hídricas en sus territorios, y que la legislación favorecería a mineras y empresas embotelladoras.

Previamente, el viceministro de los Pueblos (a cargo de la política indígena), Orlando Pérez, dijo que la aprobación había quedado postergada en cumplimiento de la sentencia emitida al fallar la Corte Constitucional una demanda de los pueblos indígenas.

Cordero señaló a su vez que el plazo legal para ese proceso es de cinco meses y garantizó que "todas las comunidades van a ser informadas y consultadas".

"Si es que se aprueba la ley tal como está en este momento, sin ese previo proceso de consulta (...) tendría un carácter inconstitucional", advirtió Pérez. "Por tanto, en este momento cambió completamente el escenario con la sentencia", dijo.

Representantes de cinco países andinos y Guiana se reunirán con oficiales del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) en Esmeraldas, Ecuador, del 3 al 7 de mayo para discutir aspectos relacionados con la eficacia de la implementación de los proyectos que buscan aliviar la pobreza rural en la región.

Según los organizadores, más de 70 participantes de Bolivia, Colombia, Ecuador, Guiana, Perú y Venezuela, incluyendo varios ministros de Finanzas, Planeación y Agricultura, tomarán parte en el evento. Representantes de numerosas organizaciones - y equipos de proyectos - que están ejecutando dichos proyectos en la región también participarán en el evento de cinco días organizado conjuntamente por el Ministerio de Finanzas del Ecuador y el FIDA.
 
"Al compartir experiencias con las autoridades - especialmente con los tomadores de decisiones de las organizaciones que implementan los proyectos en la región - esperamos construir una base más amplia de conocimientos para todos los involucrados, y mejorar nuestra capacidad de apoyar la implementación de los proyectos en la región," dijo Josefina Stubbs, directora de la División de América Latina y el Caribe del FIDA.
 
Un aspecto destacado del evento será un panel de altos funcionarios de la región sobre la temática "proyectos y políticas públicas". Se espera que el Ministro de Finanzas de Ecuador, Patricio Rivera, presente a los miembros del panel, el cual incluirá a por lo menos tres ministros ejecutores de la cartera de proyectos co-financiados por el FIDA, según los organizadores.
 
Previamente al evento, Rivera destacó la importancia del aporte del FIDA hacia el Ecuador y otras naciones andinas en el impulso de proyectos de beneficio rural. El Ministro resaltó además que este evento se desarrolle en Esmeraldas, porque permitirá demostrar a toda la región fronteriza del Ecuador la preocupación del Gobierno de Ecuador para que la inversión productiva y social revierta procesos perversos ajenos al bienestar y al desarrollo de algunos sectores del país, al tiempo de recordar que precisamente uno de los proyectos que se ejecutará con el aporte del FIDA será el denominado corredor Ibarra-San Lorenzo, que se aspira a iniciarlo en los próximos meses.
 
"Además de las sesiones programadas sobre como fortalecer la eficacia de la implementación de los proyectos, el evento servirá para elaborar y acordar planes de acción entre los países, encargados de proyectos y equipos del FIDA los cuales guiarán el apoyo y acompañamiento del FIDA a la implementación de la cartera de proyectos de la región," agregó Francisco Pichón, gerente del FIDA de Programas en Bolivia, Ecuador y Venezuela. "Esto permitirá que pueda integrarse de mejor manera las estrategias de implementación de los proyectos con las políticas nacionales que éstos buscan apoyar, según las necesidades de cada país y consistente con una gestión de la implementación orientada hacia los resultados." 

A Bolivia y Ecuador se le negará ayuda ya que ambos negaron se opusieron

El gobierno de EEUU esta negando asistencia en cambio climático a países que se opusieron al acuerdo de Copenhague.

La nueva política sugiere que la administración Obama desea para jugar duro, usando ayuda y diplomacia para hacer que los países en desarrollo acepten el acuerdo internacional para hacer frente al calentamiento global.

El periódico The Washington Post reportó que a Bolivia y Ecuador se le negará ayuda ya que ambos países se negaron al acuerdo. El acuerdo es el breve documento que salió del caos de la Cumbre de Cambio Climático en Copenhague y que esta ahora siendo apoyado por 110 de las 192 naciones miembros de la convención de cambio climático de las Naciones Unidas.

"Hay fondos acordados en Copenhague, Estados Unidos va a usar sus fondos para asistir a los países que mostraron interés en ser parte del acuerdo" dijo el enviado del departamento de estado, Todd Stern, al Washington Post. También señaló que la decisión no es absoluta al sugerir que otros países que se opusieron al acuerdo pueden aún recibir ayuda. Bolivia ya estaba a la espera de 3 millones de dólares por asistencia climática y Ecuador 2.5 Millones.

Organizaciones ambientalistas piensan que la administración Obama considera al acuerdo de Copenhague y la promesa de 30 billones de dólares en ayuda climática para los países pobres como un paquete combinado. Por lo tanto, los países que se oponen a este acuerdo no califican para los fondos.

Sin embargo, Alden Mayer, director de cambio climático de la Unión de científicos, advirtió que esta política es riesgosa ya que puede aumentar las tensiones entre los países industrializados y los países en vías de desarrollo. "Están jugando duro" dijo, "pero esto puede convertirse en una estrategia contraproducente. Cortar la ayuda a los países que mas sufren los impactos de cambio climático producto de emisiones de Estados Unidos y otros países es una mala idea porque convierte a estos países en los malos de la película. No es una estrategia que va a funcionar bien en los países del Sur."

También puede exponer a EEUU a más críticas sobre la evidencia de que no esta haciendo lo suficiente para afrontar su parte de responsabilidad en ayuda climática. EEUU sólo ha contribuido con 1 billón de dólares al fondo, por debajo de su responsabilidad.

En la cumbre de Copenhague en diciembre último, Bolivia emergió como líder de los países en desarrollo al advertir que estaban siendo manipulados para firmar un acuerdo internacional que no haría lo suficiente para reducir la emisión de gases de efecto invernadero ni para proteger a África y a los pequeños países isleños que sufrirán los peores impactos del cambio climático.

Bolivia se unió a Cuba, Venezuela y Nicaragua al negarse formalmente al acuerdo. Ecuador no emitió esta afirmación pero tampoco lo aprobó formalmente.

Algunos de los países contra el acuerdo son muy vulnerables al cambio climático, como la isla de Tuvalu, que sobresalió por su oposición al proceso de negociación en Copenhague. Otros son emisores bastante grandes, como Argentina.

El ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Ramón Espinel Martínez, y el  viceministro de Agricultura de la República Popular China, Zhang Taolin, firmaron el Memorando de Entendimiento de Cooperación Agrícola, cuyo propósito es  impulsar el apoyo técnico y económico bilateral, incrementar el comercio de productos agrícolas y fortalecer  la participación  en investigación científica y producción de la agricultura y ganadería.

Las autoridades convinieron que la cooperación se ejecutará en áreas y acciones prioritarias que demanden las dos naciones: definir proyectos, intercambiar profesionales de investigación, cruzar información sobre políticas y leyes de agricultura, mercado y ciencia, capacitar a técnicos agrícolas, intercambiar recursos genéticos, elaborar el plan de cooperación y de trabajo.

El Memorando de Entendimiento también estipula conformar un grupo de trabajo que se denominará "Comité Chino Ecuatoriano", quien supervisará las actividades de cooperación y estará presidido por los Ministros de Agricultura de Ecuador y China o sus delegados. 

Paralelamente a este comité se creará el de Ciencia y Tecnología para la Agricultura, para lo cual coordinarán con sus respectivos organismos científicos, logrando la cooperación bilateral en esta materia.

En su intervención, el ministro Espinel dijo que Ecuador y China comparten aspectos en común, por ello es importante iniciar una cooperación bilateral, principalmente basada en tecnología y biotecnología, para desarrollar la agricultura familiar, que en el Ecuador registra un 85%.

Por su parte, el viceministro Taolin destacó la riqueza climática y la biodiversidad que poseen los dos países, lo que permitirá concretar un futuro brillante en esta cooperación bilateral. /Ministerio de Agricultura