Posts @IPDRS

Al llegar a la esquina de la avenida 6 de Diciembre y Granados, la sede de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) resalta por sus colores y banderas expuestas en el balcón. Una de ellas señala: “CONAIE la casa de todos, por los pueblos ancestrales, por la sangre de nuestros abuelos, por los hijos que vendrán, porque todos somos uno…”.

Allí se lleva a cabo el foro internacional sobre la relaciones del progresismo con las organizaciones sociales en el posneoliberalismo. Y hubo grandes nombres como conferenciantes, como François Houtart, Rickard Lalander, Alejandro Moreano, entre otros. Este encuentro se dio en la víspera de la cumbre de los Pueblos, que comienza mañana, 5 de marzo, y termina el viernes. 

Mañana se inicia el proceso de inscripción de las comunidades que deseen participar en la consulta prelegislativa sobre el proyecto de Ley de Tierras.

De acuerdo con la convocatoria realizada por la Asamblea Nacional, la inscripción se recibirá hasta el 24 de marzo, tanto en la oficina central de coordinación de la Legislatura, como en las oficinas de información de las delegaciones provinciales del Consejo Nacional Electoral.

Algunas organizaciones titulares de derechos colectivos que están facultadas para intervenir en este proceso aún no definen si participarán, otras organizaciones más afines al Gobierno anunciaron su voluntad de asistir, ya que consideran que sus aportes serán escuchados en la construcción de la normativa.

La Coordinadora Nacional Campesina Eloy Alfaro y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) tienen reparos a la Ley y al proceso de consulta.

Los principales líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y de las organizaciones sindicales del país convocaron a sus bases hoy, lunes 2 de marzo del 2015, para que acudan a la Cumbre de los Pueblos: "por la unidad, la soberanía y la defensa de las organizaciones".

Este evento se desarrollará el 5 y 6 de marzo en la Universidad Central de Quito y persigue dos objetivos: fortalecer la unidad de los sectores populares con la construcción de una agenda conjunta de lucha y movilización. Además, uno de sus objetivos es defender la sede de la Conaie, pues el jueves vence el plazo del recurso de reposición interpuesto por la organización indígena, que pasaría, en caso de negárselo, a ser un centro de rehabilitación de jóvenes que están en proceso de desintoxicación de alcohol y drogas.

El presidente de la organización indígena, Jorge Herrera, explicó que el jueves realizarán una movilización hasta la Asamblea Nacional, para entregar una propuesta de Ley de Tierras y también acudirán a la Corte Constitucional para pedir repuestas sobre el Decreto 16. Herrera anunció que la marcha será pacífica e hizo una invitación a los ciudadanos. 

Tres dirigentes shuar han sido asesinados en los últimos cinco años en la Amazonía ecuatoriana. Bosco Wisuma, profesor y líder antiminero, murió mientras protestaba en defensa del agua en Macas; Freddy Taish falleció en un enfrentamiento con militares que hacían un operativo en la provincia amazónica de Morona Santiago; y, el 2 de diciembre de 2014, José Isidro Tendetza, conocido por su lucha contra el proyecto minero Mirador, fue encontrado estrangulado con una soga azul en el río Zamora, tras haber desaparecido durante cinco días.

No hay que investigar demasiado para entender por qué los asesinaron. Los tres representan eso que la Constitución reconoce como derecho, pero que incomoda a las empresas mineras y a los gobiernos pro minería: la resistencia indígena.

Unas cosían con lana sobre sus anacos. Otros desgranaban mazorcas o comían granos sobre el patio de tierra de la casa comunal de Cecel Grande, en la parroquia rural Licto, en Riobamba, mientras los miembros de la Junta Parroquial hablan al micrófono en la sesión del 11 de enero pasado sobre el presupuesto anual.

“¿Por qué se destinan $ 32 mil para una camioneta si hay otras necesidades?”, dice la vocal Ana Taday a sus otros coidearios del movimiento oficialista AP que dominan la Junta. Los presentes sentados en filas frente a la mesa directiva atinaron a aplaudir.

Este es uno de esos momentos cuando las bases, el indígena de a pie, tienen contacto con su dirigencia en las comunidades. Y es cuando en el caso de Licto se evidencia también la división existente. Los dirigentes oficialistas hablan de obras como la unidad educativa del milenio ofrecida para esta parroquia, sin concretar fecha por parte del Ministerio de Educación. Y los que se oponen al régimen, en cambio, reclaman obras básicas como proyectos de riego.