Posts @IPDRS

La Unión Europea señaló ayer a la Argentina como la culpable del estancamiento de las negociaciones entre los europeos y el Mercosur. El comisario europeo de Comercio, Karel de Gucht, dijo ayer que la Argentina "es el gran obstáculo" y amenazó con denunciar a Buenos Aires ante la OMC.

"Las medidas proteccionistas de Argentina están causando problemas y están poniendo nerviosos a nuestros exportadores, especialmente en el sector automotor . Si los argentinos no cambian de actitud, podríamos acudir ante la OMC", amenazó De Gucht, según un cable de la agencia DPA.

La réplica oficial de argentina quedó a cargo del secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Luis María Kreckler. "Sus palabras demuestran la intencionalidad de dividir a los socios del Mercosur, cuando Europa, hasta ahora, no ha logrado consensuar una oferta homogénea , especialmente en el sector agrícola", planteó. Y añadió: "Hay que promover un mejor clima de asociación y de confianza , evitando presiones y tácticas divisorias".

Ayer también se reunieron los ministros de Agricultura de la UE para analizar el impacto que un acuerdo UE-Mercosur tendría para los agricultores europeos, cuyas organizaciones están haciendo lobby para evitar tal acuerdo.

Los agricultores europeos -28 millones- calculan que podrían perder hasta 13.000 millones de euros en ingresos si la UE abriera completamente sus mercados a los productos agroalimentarios de Mercosur.

Irlanda se mostró "profundamente preocupada" y fue apoyada por Alemania, Polonia, Holanda, Finlandia, Italia, Grecia, Rumanía, Portugal, Bélgica, Eslovenia, Austria y Francia. París -primera potencia agrícola europea- también arrastra los pies. Los agricultores franceses son los principales beneficiarios de las subvenciones de la Política Agrícola Común europea y consideran que los países del Mercosur serían un rival muy peligroso si se llegara a un acuerdo de libre comercio.

El candidato brasileño a la dirección de la FAO, José Graziano da Silva, dijo el miércoles que la erradicación del hambre es una meta compatible con el desarrollo económico, al presentar su programa de trabajo ante los delegados de la organización.

 

Los 191 países miembros de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) elegirán entre seis candidatos en votación secreta al sucesor del senegalés Jacques Diouf en las sesiones del 25 de junio al 2 de julio de su 37ma conferencia en Roma.

Los otros aspirantes son el austríaco Franz Fischler, el indonesio Indroyono Soesilo, el iraní Mohammad Saeid Noori Naeini, el iraquí Abdul Latif Rashid y el ex canciller español Miguel Angel Moratinos, nominados por sus respectivos gobiernos.

El nuevo director general asumirá el 1 de enero de 2012 y permanecerá en el cargo hasta el 31 de julio de 2015. Podrá ser reelegido por un único mandato adicional de cuatro años. Diuof fue elegido en 1994, con un mandato de seis años, y fue reelegido dos veces.

Ningún latinoamericano ha dirigido la FAO desde su fundación en 1945.

Graziano da Silva, 61 años, actual representante para América Latina y el Caribe de la FAO desde 2006, creó el Programa Hambre Cero en el gobierno del presidente brasileño Luis Inázio Lula da Silva, como ministro extraordinario de Seguridad Alimentaria.

Su programa para erradicar el hambre se basa en cinco pilares, "avanzando más allá de la Meta de Desarrollo del Milenio para reducirla a la mitad en el 2015".

Da Silva se declaró convencido, "en base a mi propia experiencia, que erradicar el hambre es una meta posible y completamente compatible con un desarrollo económico responsable, con una gestión sostenible de recursos naturales y la búsqueda de la paz".

Dijo que trabajará para lograr que las naciones cumplan con el compromiso de erradicar el hambre para el 2025.

También se comprometió a incrementar la cooperación Sur-Sur y dijo que su objetivo "es movilizar a los países medianos y altos para que jueguen un papel más activo, no solamente como donantes de recursos financieros, sino también entregando soporte técnico altamente calificado para los programas de FAO".

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) dio a conocer que el índice internacional de precios de alimentos bajó por primera vez, después de ocho meses de alzas.

El índice dado a conocer en México por la representación de la ONU en el país señala que los precios de los cereales bajaron en marzo, respecto a febrero, pero aún son 60 por ciento superiores a los de hace 12 meses.
Advierte que en los cereales, la volatilidad del mercado se vio incrementada por la incertidumbre derivada de los conflictos en África del Norte y Oriente Medio, además del terremoto y posterior tsunami en Japón.

Aunque los indicadores señalan un incremento en la producción de los cereales este año, no será suficiente para reponer las reservas internacionales, que han llegado a un límite históricamente muy bajo.

De presentarse ese fenómeno, los precios podrían continuar a la alza durante el periodo 2011-2012, pues la producción se utilizaría para subsanar la caída en las reservas.

Para marzo de este año, señala la FAO, el índice general registró un promedio de 230 puntos, es decir, una caída de 2.9 por ciento, pero todavía es muy superior al de marzo de 2010.
Los precios internacionales de los aceites y del azúcar experimentaron los mayores descensos, con siete por cierto los primeros y 10 por ciento el segundo, en tanto que los de los lácteos subieron 1.9 por ciento y la carne tuvo un incremento apenas marginal.

Survival International denunció hoy la destrucción de 4.000 hectáreas de bosque en la región del Chaco, en el norte de Paraguay, perfectamente documentada en imágenes obtenidas mediante satélite.

Las compañías brasileñas Rivar Plate y BBC S.A fueron sorprendidas en ese tipo de actividades en una operación secreta de las autoridades regionales e indígenas del Chaco.
  
Se trata de una zona donde viven los Ayoreo-Totobiegosode, el último pueblo indígena que queda fuera de la Amazonía cuyos miembros no ha estado aún en contacto con la civilización.
  
La mayor parte de esas tierras ancestrales de los indígenas ha sido ocupada por ganaderos privados.
  
Ojnai, uno de los pocos miembros de la tribu que han establecido contacto con el mundo exterior, manifestó a Survival International su profunda preocupación por esa destrucción porque "no sabemos exactamente en qué parte de la selva vive la gente".
  
El Instituto Indígena de Paraguay declaró recientemente que 34.000 hectáreas compradas a los ganaderos les sería entregada a los Ayoreo, pero queda por fijar aún una fecha.
  
Según Survival, las negociaciones con otras compañías, entre ellas la empresa brasileña Yaguarete Pora, no han prosperado hasta ahora dado que los ganaderos no quieren revender esas tierras.
   
"Los ganaderos, como los Totobiegosode, no pueden ocultar nada. Las imágenes obtenidas mediante satélite hacen imposible que pase inadvertida la enorme deforestación, y las autoridades deben actuar preventivamente, no después de la destrucción", dijo el director de Survival, Stephen Corry.

La UE no debe cerrar ningún acuerdo con Mercosur mientras este bloque no aplique "estrictamente" las mismas reglas que los agricultores europeos, afirmó el martes el gobierno francés, opuesto a las negociaciones para un tratado de libre comercio (TLC).

"La postura de Francia es muy clara: no puede haber una conclusión de las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y Mercosur en detrimento de los agricultores europeos", declaró a la prensa el ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire, en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

A estos "no se les puede pedir que respeten las reglas sanitarias entre las más estrictas del mundo, las medioambientales, las de bienestar animal y a la vez suprimir los aranceles de productos agrícolas de otros continentes que no respetan forzosa ni estrictamente las mismas reglas", agregó Le Maire.

La Comisión Europea, que negocia en nombre de la UE, y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay) reanudaron en mayo de 2010 las negociaciones para un TLC, tras seis años de interrupción y pese a la oposición frontal de Francia, preocupada por salvaguardar los intereses de sus agricultores.

La semana pasada, el comisario de Comercio del bloque europeo, Karel de Gucht, dijo que la UE está "en condiciones de llegar a un acuerdo" con el Mercosur, durante una visita a Uruguay.

La próxima ronda de negociaciones, en la que se presentarán las primeras ofertas comerciales, está prevista entre el 14 y el 18 de marzo en Bruselas.

Ambas partes se fijaron el ambicioso objetivo de cerrar un acuerdo para mediados de año.

Pero Francia, que ha aunado el apoyo de una decena de países europeos, no tiene intención por ahora de flexibilizar su postura: "Hay que respetar al 100% las reglas, sino el comercio es desleal e injusto", insistió Le Maire, que el año pasado repudió las negociaciones asegurando que la UE no es "el vertedero" de los productos agrícolas del Mercosur.