Posts @IPDRS

Los resultados de cinco estudios realizados en el área rural del país muestran que existe una “…brecha creciente entre la agricultura comercial en alza y la precarización de agricultura campesina e indígena genera altos costos sociales y acelera la reconfiguración del acceso a la tierra con una marcada tendencia hacia la concentración y control de la tierra”.

En el artículo introductorio de la revista Cuestión Agraria, cuyo primer número será presentado en La Paz el 30 de septiembre, Gonzalo Colque se refiere a estos estudios y llega a la conclusión de que el modelo de agricultura comercial a gran escala se consolida y provoca una reconfiguración del rol de la pequeña agricultura: “…el papel de la pequeña agricultura para la seguridad y soberanía alimentaria se está reconfigurando y de forma visible debido a las recientes y rápidas transformaciones agrarias orientadas a la consolidación de un modelo de agricultura comercial a gran escala que principalmente produce materia prima de exportación y secundariamente alimentos para el mercado nacional”, afirma el especialista.

Los partidos políticos quieren impulsar la producción de granos, terminar con la importación de alimentos y  hacer que los bolivianos consuman productos bolivianos, según indican los  programas de  Gobierno para las elecciones generales.

Dos expertos coincidieron en señalar que no hay una discusión profunda sobre la dupla seguridad alimentaria y soberanía alimentaria para los siguientes años.

Por ejemplo, el partido Unidad Demócrata (UD) impulsará la producción de granos, carnes,  azúcar, frutas, productos orgánicos y otros  productos de "amplio” consumo (ver cuadro).

El Movimiento Sin Miedo (MSM) quiere recuperar la capacidad productiva, sobre todo el de trigo y así coadyuvar a la seguridad alimentaria del país.

El Partido Verde (PV) plantea modernizar el agro y la agroindustria fomentando el desarrollo tecnológico de punta,  además de evitar la importación.

En el caso del Partido Demócrata Cristiano (PDC) si bien el tema de la seguridad alimentaria no lo maneja en esos términos, quiere lograr la producción y consumo de lo nuestro, debido a que, cuestionan, el valor de la importación de alimentos se ha triplicado en los últimos ocho años.

Bolivia tiene condiciones de alcanzar su soberanía alimentaria en el corto, mediano y largo plazo, pero la inseguridad de la propiedad privada frena el desarrollo del sector agropecuario y posterga la aspiración.

Los avasallamientos a predios agrícolas en los últimos años ha provocado incertidumbre, sobre el desarrollo del sector; autoridades y productores trabajan para solucionar el tema y evitar más invasiones de tierras.

Las inquietudes forman parte del Foro "Soberanía Alimentaria, Sostenibilidad Agroproductiva y Seguridad Jurídica", organizado por la Confederación Agropecuaria Nacional (Confeagro) y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), la semana pasada en La Paz.

Del 29 al 30 de septiembre, en la ciudad de La Paz, se llevó a cabo el Foro Nacional de Jóvenes Rurales. Mujeres y hombres jóvenes de zonas rurales de la Amazonía Sur, Norte Amazónico, Altiplano Norte y Sur, valles, chaco, entre otros, propusieron complementar la Ley de Juventud con sus propuestas, ya que para la construcción de esta ley no se los tomó en cuenta, por lo tanto no contiene, las necesidades, demandas y propuestas de este grupo etáreo que habita en las regiones rurales del país.

Los más de 300 jóvenes participantes compartieron sus realidades, identificaron problemas comunes en las zonas rurales que habitan como: el acceso a la educación y a la salud, la discriminación por parte de los adultos que no los dejan participar en las organizaciones como autoridades, la migración, la falta de información y capacitación sobre el consumo de drogas y alcohol y derechos sexuales y reproductivos para prevenir enfermedades y embarazos a muy temprana edad, entre otros varios cotidianos problemas.

Una nueva realidad rural merece también nuevos enfoques temáticos, teóricos y metodológicos de enfocar el problema agrario, con esa intención nace la revista “Cuestión Agraria” que en su primer número se ocupa de la “Seguridad y soberanía alimentaria entre campesinos e indígenas”. En un acto oficial realizado ayer martes 30, TIERRA presentó esta nueva publicación.

La revista “Cuestión Agraria” abre un espacio de debate y reflexión académica con la intención de facilitar el trabajo en red entre los académicos ruralistas. En entrevista con el Periódico Digital del PIEB, el director de TIERRA, Gonzalo Colque, explica que la revista intentará constituirse en un espacio plural que convoca y facilita la discusión y el debate sobre temas agrarios y rurales.