Posts @IPDRS

Ecuador podría ingresar al Mercado Común del Sur (Mercosur) en el primer semestre de 2012, una vez que las partes negocien los términos de la integración, confirmó en esta capital el vicecanciller Kintto Lucas.

El viceministro ecuatoriano señaló a Prensa Latina que hacia finales de febrero el Mercosur conformará los grupos de trabajo para luego sentarse a delinear los principios del intercambio.

Lucas expuso que su país espera el otorgamiento de flexibilidades de cara a las asimetrías existentes con respecto al resto de las economías participantes en este foro económico y comercial.

Indicó que existe la voluntad para la unificación de Ecuador al bloque, sin embargo -aclaró- es preciso definir las bases del acuerdo.

La idea primaria, anotó, es que el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN) confluyan en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), pero eso es inviable por ahora.

A la CAN, explicó, pertenecen países con estructuras económicas distintas y que son firmantes de Tratados de Libre Comercio, por lo cual se les imposibilita adherirse al Mercosur.

El vicecanciller consideró que el Mercosur fortalecido puede convertirse en un eje económico, comercial e integrador para la Unasur, donde ya existe consolidación en distintos ámbitos.

Lucas integró un panel de expertos internacionales instalado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), donde se abordó la posibilidad de un Mercosur latinoamericano con el ingreso de nuevos asociados en un corto o mediano plazo.

Los ponentes de Brasil, Argentina, Paraguay, y Joao Carlos Parkinson, asesor del Alto Representante General del Mercosur, coincidieron en la urgencia de la integración de esta área geográfica para poder lograr acuerdos ventajosos y de complementariedad en su propio entorno.

Ecuador está vinculado al Mercosur como miembro asociado y ha sido invitado a participar con derechos plenos, por lo que en diciembre de 2011 el gobierno formalizó su interés de asistir a este organismo.

Esta decisión fue argumentada dada la búsqueda de Ecuador de la construcción de un bloque económico en América del Sur basado en la solidaridad, la complementariedad y en la consideración de las asimetrías.

Los resultados económicos alcanzados por los países asociados hacen que apuesten a este bloque como un instrumento para la promoción del desarrollo económico y de la justicia social en el subcontinente, aún cuando existan retos pendientes.

El Viceministro de Comercio Exterior e Integración Económica, Francisco Rivadeneira, informó que Ecuador tiene el interés en ingresar al Mercosur, pero considera que primero hay que hacer un análisis e identificar las condiciones a fin de que el proceso sea beneficioso para el país.

"Si Ecuador ingresa al Mercosur, lo que le conviene es negociar, asegurándose que sus intereses sean respetados. Al Ecuador no le interesa adherirse al Mercosur, porque esto implicaría aceptar las condiciones actuales: normativa, etc., que obviamente no está hechas a la medida de las necesidades, porque nosotros no somos miembro pleno. Toda la estructura de Mercosur está creada para Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay", aclaró el Viceministro de Comercio.

Considera que en la práctica, el bloque está dispuesto a negociar, "hay la apertura para que Ecuador pueda salvaguardar sus intereses" dijo.

Actualmente Ecuador está vinculado a Mercosur, como miembro asociado. En este contexto, Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, a través de éste bloque, han invitado al país a participar e incluirse como miembro con plenos de derechos.

Según el Viceministro Rivadeneira, lo que Ecuador busca es responder a esta invitación y analizar la adhesión como miembro pleno y por ende aumentar los compromisos que existen sobre la base del ACE 59. "Hay una decisión política, de analizar esa opción, pero para ingresar de manera definitiva, debemos realizar los estudios y mantener las conversaciones necesarias, para considerar cuales serían las condiciones para poder ingresar. En ningún momento se ha oficializado el ingreso", afirmó.

Durante la reunión realizada en Montevideo, el 20 de diciembre pasado, Ecuador presentó un pliego amplio de preguntas y de ahí surgió la iniciativa de invitarlo a entrar al bloque, "para nuestro ingreso se han puesto ciertas condiciones, que ellos tendrán que analizarlas de acuerdo a su normativa interna", dijo el Viceministro Rivadeneira.

Colombia entregó esta tarde el Instrumento de Ratificación del Tratado Constitutivo de la UNASUR a Ecuador, en su calidad de depositario. El documento fue recibido por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, Ricardo Patiño, de parte de su homóloga colombiana, la canciller María Ángela Holguín; junto a la Secretaria General de la UNASUR, María Emma Mejía.

La ministra colombiana resaltó las acciones que viene ejecutando este organismo con miras a impulsar la integración regional así como el trabajo de los diferentes consejos, especialmente del Consejo de Seguridad que tiene como objetivo garantizar la paz.

Asimismo reconoció el impulso dado por María Emma Mejía y el reto que tienen por adelante, junto al Ministro de Venezuela, Alí Rodríguez, cuando asuma la Secretaría General.

"Hoy cumplimos y concluimos la tarea que hemos hecho en tan corto tiempo" manifestó el Canciller Patiño al afirmar que a través de UNASUR se está consolidando la integración regional.

De esta manera, Colombia se constituye en el último país de los doce que integran la UNASUR, en ratificar el Tratado.

 

http://www.elciudadano.gob.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=29397:colombia-deposita-instrumento-de-ratificacion-del-tratado-de-unasur&catid=40:actualidad&Itemid=63

Ecuador acudirá mañana a la Cumbre Presidencial Andina, que se realizará en Bogotá, para plantear demandas relativas al comercio intrarregional. Lo que se concluya ahí será un factor fundamental para que el Gobierno ecuatoriano tome la decisión de seguir o dejar el organismo.

El pasado 12 de octubre, el vicecanciller Kintto Lucas amenazó con abandonar la Comunidad Andina de Naciones (CAN) si antes de fin de año el órgano no resolvía los inconvenientes por fijación de barreras no arancelarias y los impedimentos para que los transportes de carga nacional circulen por las vías de Colombia. Tres días después, la misma advertencia la hizo el presidente Rafael Carrera en su enlace radial.

Ante esta situación, Colombia, país que tiene la Presidencia pro témpore del bloque, convocó a una reunión urgente de presidentes para el 8 de este mes.

Según Juan Francisco Ballén, subsecretario de Comercio e Inversiones del Ministerio de Industrias, entre los planteamientos de Ecuador estaría la respuesta a los inconvenientes de transporte y la revisión de la lista de productos que tienen el mecanismo de salvaguardia agrícolas dentro de la Decisión 474.

"También hay otras propuestas. El Acuerdo de Cartagena le da a Ecuador el trato de nación más favorecida. Tomando en cuenta esto podemos tener acceso al mercado de compras públicas de Colombia y Perú, sin que nosotros tengamos que abrirlo a ellos".

Un mismo trato se esperaría tener en lo relativo a reglas de origen. Así, Ecuador podría exportar insumos para la elaboración de bienes industrializados, que serían a su vez vendidos a EE.UU. y a la UE, con quienes ambos vecinos tienen ya Tratados de Libre Comercio (TLC), sin que ítems de los socios andinos entren al país.

Alexis Valencia, ex funcionario de la CAN, reconoce que esto sí es factible, porque los acuerdos de estos países con el bloque europeo permiten la acumulación de origen de países no signatarios como Ecuador, Bolivia, Venezuela y los centroamericanos.

"Solo hay que cumplir tres condiciones: que nuestros materiales sufran un proceso de transformación mínimo, que por sí solos estos materiales cumplan con normas de origen europeas (como si fueran a ser exportados directamente a la UE) y que existan procedimientos administrativos de verificación entre el país proveedor de estos materiales (como Ecuador) y los países andinos signatarios. Todo esto en base al artículo 3, del anexo II, del TLC de la UE con Perú y Colombia".

El funcionario asegura que esto es importante para los exportadores nacionales, quienes podrán dotar de insumos a los vecinos.

En el caso de EE.UU., el procedimiento también es factible. El único problema para el país sería la competencia de los proveedores de insumos de Perú y Colombia. "Los productos que se beneficiarían son los relativos al sector de textiles, el cerámico y el alimenticio. Lo que se debería analizar bien es el hecho de cerrarse a la entrada de productos al país", señaló Christian Espinosa, titular de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (Amcham).

El empresario y diplomático también señaló que no sería recomendable salir del bloque. Esto, explicó, sería complicado ya que mucha de la normativa, no solo comercial, que se usa en Ecuador se elaboró como bloque regional.

Este escenario de separación no asusta a las autoridades de la CAN. Más bien la reunión es vista como una oportunidad para resolver diferencias subregionales. "La cita muestra la alta voluntad política de los presidentes no solo para resolver estos problemas sino también para preservar el acervo comunitario", señaló Adalid Contreras, secretario general.

Las expectativas se centran en que se concrete la libre circulación en la región. Ecuador aplicaría un plan de apoyo para los pequeños transportistas hasta que se adapten al mecanismo.

Detalles de la cita

La cumbre  es la segunda que se realiza este año. La primera se efectuó  el 28 de julio en Lima. Allí se analizó la reingeniería del sistema andino de integración.

El mismo día de la  reunión se realizará un encuentro de los ministro de Transporte y Comercio de  los integrantes del bloque. Habrá una declaración conjunta.

www.elcomercio.com/negocios/Ecuador-aprobacion-propuestas-seguir-CAN_0_586141472.html

La primera vez fue en marzo del 2009, cuando la Secretaría del bloque analizó la toma de medidas, luego de que Ecuador adoptara salvaguardias a 627 productos. El entonces canciller Fander Falconí dirigió una carta advirtiendo que de sancionarse al país, "nos replantearemos el futuro dentro del bloque".

Y ayer, el vicecanciller Kintto Lucas volvió a amenazar con abandonar el grupo si antes de fin de año el organismo no presenta una solución a los desequilibrios comerciales y a las barreras arancelarias impuestas por los socios. "Ecuador envió una carta para que convoque urgente a una reunión. En caso de que no se encuentren soluciones, está estudiando la posibilidad de salirse hasta fines de año".

Las declaraciones de Lucas no cayeron bien en el sector productivo y exportador del país. Para Carlos Ribadeneira, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha (Capeipi), "una declaración de esta naturaleza me apena profundamente. En lugar de buscar una mayor integración se piensa en separarse. Los problemas del bloque deben tratarse en la mesa de diálogo. Deberíamos pensar en una vigorización de las relaciones con Colombia y Perú, en lugar de querer seguir el mal ejemplo de Venezuela, al haber dejado el grupo andino".

En la misma línea, el director Ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), Felipe Ribadeneira, cuestionó"la verdadera razón que está detrás de esta estrategia excesiva y exagerada. La CAN ha permitido que muchas pequeñas y medianas empresas puedan exportar hacia mercados naturales. No hay mercados alternativos para ellas".

No es la primera vez que una declaración de Lucas provoca incomodidad en varios sectores. A finales de mayo, en Montevideo, el funcionario señaló que los acuerdos comerciales que promueve la Unión Europea (UE) "son una forma de neocolonialismo para salvarse de la crisis económica". Eso provocó fricciones al interior del Gobierno.

www.elcomercio.com/negocios/Ecuador-amenaza-dejar-CAN_0_571143085.html