Posts @IPDRS

Unos 35 civiles armados con escopetas y picanas eléctricas atacaron a mujeres y niños de la comunidad indígena Loma Piro’y, perteneciente al Pueblo Mby’a Guaraní, ubicada en Raúl Arsenio Oviedo, Departamento de Caaguazú. Los matones fueron contratados por sojeros que se habrían apoderado del territorio que reclama la comunidad, destruyeron y quemaron las casas y pertenencias de las familias indígenas.

La pandemia de COVID-19 coloca a la población al sur del Orinoco en una grave situación de Emergencia Humanitaria Compleja donde a la deteriorada infraestructura de salud, se suma la carencia de insumos y personal sanitario.

Reivindicación de conocimientos ancestrales de los pueblos originarios y participación de pueblos indígenas en la toma de decisiones son indispensables para frenar devastación en la Amazonía.

Tras cinco días de agudas protestas de las y los trabajadores agroindustriales que se realizaron en distintos puntos del país, el último viernes 4 de diciembre, con 114 votos a favor, 2 en contra y 7 abstenciones, se logró que el Congreso derogue la Ley N° 27360, “Ley que aprueba Normas de Promoción del Sector Agrario (LPA)”, promulgada el año 2000 durante la dictadura fujimorista, y que durante los últimos 20 años, debido a dos prórrogas aprobadas durante los gobiernos de Toledo y Vizcarra, solo ha traído beneficios a las grandes empresas agroexportadoras, en desmedro de los derechos humanos, laborales y la dignidad de las y los trabajadores de la agroexportación.

Fuente de la imagen: Debates Indígenas

La casta política y el poder económico han centrado su atención en evitar la presencia de representantes indígenas en el proceso de la nueva constitución política de Chile. El motivo de su oposición es simple: la participación de 24 indígenas significaría demasiado poder y los indígenas podrían influir en la toma de decisiones. Sin embargo, hoy, después de siglos de exclusión, ha llegado el momento de que los pueblos originarios de Chile decidan.