Posts @IPDRS

mujeres paraguay dia internacional de la mujer ruralEn conmemoración del Día Internacional de Mujeres Rurales – “Kuña Tavaygua opa tetamegua ára”- , que se celebra este lunes 15 de octubre,  el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) tiene previsto entregar títulos de propiedad a mujeres trabajadoras del campo.

 

 

El país pidió ser considerado como miembro observador del bloque integrado por Perú, Chile, Colombia y México. La pelea con Argentina.

Desalentado por el derrotero del Mercosur luego de la inclusión de Venezuelay el alejamiento de Paraguay, y tras los roces con Argentina por el dragado-gate, el gobierno de Uruguay le pidió a la Alianza del Pacífico sumarse como miembro "observador" del nuevo proceso de integración latinoamericano iniciado en 2011 por Perú, Chile, Colombia y México.

La solicitud del gobierno de Mujica se enmarca en el reclamo de "mayor flexibilidad" hacia sus socios del Mercosur, y ante el temor de que la política económica argentina pueda "afectar en el futuro" al país, tal como expresó al diario La República.

Así lo confirmó el presidente uruguayo, José Mujica, quien consideró que su país "no debe poner todos los huevos en una canasta" por su vinculación con la Argentina y el Mercosur.

Mujica exigió una "mayor flexibilidad" para los socios del Mercosur que deseen hacer acuerdos comerciales con terceros países. El pedido supone una forma de solicitar la misma flexibilidad que mostró el bloque al aprobar la incorporación de Venezuela como socio pleno cuando ese país no había cumplido todos los requisitos fijados.

"Hay que hacer un balance de la realidad, aquel Mercosur de los '90, nacido en pleno neoliberalismo, cambió", analizó Mujica. "Hoy tenemos una crisis institucional y tendrá que haber cambios, en el orden de la flexibilidad", señaló.

Esta no es la primera vez que el mandatario oriental critica el devenir del bloque sudamericano. En enero, afirmó que el Mercosur estaba estancado, aunque siempre reconoció la necesidad del país de mantener el comercio con sus miembros. A esa contrariedad, se suma el conflicto bilateral que mantienen Argentina y Uruguay por el dragado del Canal Martín García que, lejos de resolverse, parece encontrar más obstáculos en la diplomacia argentina.

Diferencias comerciales. La Alianza del Pacífico y el Mercosur aparecen como intentos regionales para potenciar las economías locales, frente a otros bloques económicos que apuntan a sostener acuerdos y exenciones comerciales entre determinados países.

Creada en 2011 a instancias del gobierno de Alan García (Perú), la Alianza siempre miró con beneplácito un eventual intercambio hacia los mercados asiáticos, sin por ello obstaculizar cualquier acuerdo bilateral entre sus miembros y otros países. En la actualidad, está integrada por Perú, Colombia, Chile y México, en tanto socios plenos, y sumó a Costa Rica y Panamá, como miembros observadores.

 

 

 

El canciller Luis Almagro confirmó ayer que su país inició gestiones para participar como "miembro observador" del bloque que integran Chile, Perú, Colombia y México. "No viola las normas del Mercosur", aclaró.

Los roces que en los últimos meses resquebrajaron la relación entre la Argentina y Uruguay llevó al gobierno de José "Pepe" Mujica a elaborar nuevas estrategias de alianzas, para reemplazar aquellos sectores de la economía afectada, principalmente,por las medidas restrictivas al comercio exterior aplicadas por el gobierno argentino.

Por eso, el anuncio del canciller Almagro de que el país pidió el ingreso "como observador" a la Alianza del Pacífico abre un nuevo capítulo, y pone un signo de interrogación hacia el futuro, tanto en la relación Uruguay - Argentina como en el Mercosur.

Almagro dijo al diario El Observador que el Mercosur sigue siendo "prioritario" pero que el país debe diversificarse y abrirse al resto de América Latina.

El ministro aclaró que la participación como observador  "no viola ninguna normativa del Mercosur". "Uruguay apunta a fortalecer sus vínculos económicos, comerciales y estratégicos con los demás países de Latinoamérica", insistió.

Uruguay inició el mes pasado su acercamiento hacia el nuevo bloque del pacífico, con una misión encabezada por el propio Almagro a Perú, para avanzar en un acuerdo comercial.

Ahora, se gestionó con las cancillerías del Pacífico el ingreso de Uruguay a ese nuevo bloque para lo cual el ministro firmó las cartas que presentarán los embajadores para iniciar ese trámite.

"Es un acercamiento estratégico muy importante para Uruguay abriéndose al Pacífico, que si uno ve las corrientes comerciales tiene un potencial muy grande", dijo ayer el funcionario.

No es la primera vez que Uruguay busca caminos alternativos a su posición en el Mercosur. De hecho, la administración de Mujica ha planteado en reiteradas ocasiones sus críticas a la posición dominante de Argentina y Brasil, que imponían sus decisiones al resto de los miembros del bloque.

Por eso, según trascendió, el propio Mujica confía en que el ingreso de Venezuela rompa con esa hegemonía, y permita un mayor dinamismo en el bloque regional.

 

 

El presidente uruguayo reveló que ya planteó la idea a sus pares regionales. Recalcó su compromiso con Venezuela y su petróleo.

El presidente de Uruguay, José Mujica, propuso fusionar el Mercado Común del Sur (Mercosur) en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para ampliar la integración regional, iniciativa que ya conversó con algunos de sus colegas sudamericanos.

"Tenemos que pensar 20 años para adelante" y avanzar en un proceso para "transformar el Mercosur en la Unasur, o al revés, en una sola cosa", enfatizó el mandatario uruguayo en una entrevista que publicó el semanario Búsqueda .

"No sé cómo se llamará, pero hay que plantear que necesitamos caminar en otras definiciones de carácter institucional, que primero sean mucho más flexibles y que sean más realistas", afirmó.

Mujica reveló que ya conversó su idea con sus pares Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), Dilma Rousseff (Brasil), Sebastián Piñera (Chile) y Ollanta Humala (Perú) durante la cumbre del Mercosur y países asociados que se celebró el viernes pasado en Mendoza, a la que siguió otra de la Unasur.

El mandatario afirmó que se logró sacar al bloque regional "del corral en el que vive desde hace tiempo" y que esto significa que "se está convocando a otros países a que se integren y que está dispuesto a negociar con países que tienen acuerdos de libre comercio".

Explicó que "es probable que aparezcan niveles distintos". "Así como en la Unión Europea hay países que funcionan con el euro y otros como Inglaterra que mantuvo la libra, es probable que nosotros tengamos estatutos distintos si tenemos esa flexibilidad", explicó.

El Mercosur está formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, mientras que la Unasur está compuesta, además de estos cuatro países, por Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

Cuestión estratégica. Mujica aseguró también que los uruguayos dieron su apoyo al ingreso de Venezuela al Mercosur, concretado en la cumbre de Mendoza en medio de una fuerte polémica porque fue posible después de la suspensión temporal de Paraguay.

"Venezuela no ingresó por la puerta de arriba o por el costado", dijo Mujica, y agregó: "Nosotros entramos a Venezuela porque ahora estamos comprometidos con el petróleo venezolano y la realidad venezolana. Además le gritamos al mundo: ‘¡Pará, ese petróleo lo precisamos acá!'", puntualizó.
"Los regímenes políticos pasan y los países quedan. Entonces a Venezuela lo quiero para este lado", concluyó.

Uruguay importa todo el petróleo que consume y Venezuela es hoy su principal proveedor, con el 65 por ciento del total, según datos oficiales.

La forma de ingreso de Venezuela generó en Uruguay malestar en algunos miembros del oficialismo, además de críticas desde la oposición.

Por otra parte, en su programa radial, el mandatario uruguayo afirmó que cuando Paraguay "retome el camino volverá a tener las mismas relaciones que tenía" en el Mercosur.

"Hay un atropello político innegable y no se puede jugar a la democracia, sino que hay que mirar la hondura de los contenidos. De ahí la razón de las decisiones tomadas", explicó Mujica, en referencia al juicio político sumario con el que el Congreso paraguayo destituyó a Fernando Lugo de la presidencia del país.

La entrada de Venezuela al bloque estaba trabada desde hacía años por la negativa del Senado paraguayo, después de que fuera autorizada por el gobierno de Lugo y los Ejecutivos y Legislativos de Brasil, Argentina y Uruguay.

Al final, Mujica reveló también que el Mercosur hizo gestiones para que Venezuela siguiera mandando partidas de petróleo a Paraguay.

¿Una base de EE.UU.?

Diálogo con Washington. Medios de Paraguay publicaron ayer que varios miembros del Congreso reprocharon la posición del diputado José López Chávez, quien en estos días admitió negociaciones con militares de Estados Unidos para instalar una base militar cerca de la frontera con Bolivia, en la eventualidad de una guerra entre ambas naciones. Según López Chávez, Bolivia es una amenaza por su "carrera armamentista".

Reacción boliviana. En tanto, legisladores bolivianos del Movimiento Al Socialismo (MAS, oficialista) advirtieron de una nueva injerencia de Estados Unidos e incluso pidieron la conformación de una comisión legislativa para que verifique la operación.

 

Jorge Batlle, Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti se distanciaron de la política exterior de Mujica pero descartaron una ruptura con el Mercosur

Las falencias del Mercosur y la política exterior que aplica el gobierno de José Mujica fueron parte central de los discursos que los ex presidentes uruguayos Jorge Batlle, Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti brindaron el miércoles en la Asociación de Dirigentes de Marketing de ese país.

"El Mercosur fue un ideal artiguista, pero no podemos esquivar la realidad. Lleva 21 años y ha fracasado", sentenció Batlle.

Indicó además que el camino que debería seguir Uruguay es buscar tratados de libre comerciocomo se hizo con México: "Hay que pensar en Asia, Corea del Sur y volver a pensar en Estados Unidos", dijo el ex mandatario uruguayo, según reportó el diario El Observador.

Incluso, luego del encuentro, Batlle dijo a la prensa uruguaya que "hoy por hoy, con Argentina no se puede firmar nada porque no es confiable", refiriéndose a la posibilidad de un acuerdo tributario entre ambos países.

Lacalle, por su parte, afirmó que el Ministerio de Economía "está influenciando que se haga unapolítica exterior equivocada". Criticó que se "aplaudan como logros" los cumplimientos de cuestiones que están pactadas en el marco del Mercosur y opinó que en lo que refiere a las trabas comerciales impuestas por Argentina, Uruguay está "mendigando derechos".

Consideró también que el bloque sudamericano, "así como está, no puede funcionar", y advirtió a los empresarios presentes: "Nada es para siempre, no tengan temor".

Respecto de la solicitud argentina para elevar los aranceles del bloque, argumentó: "Es elcautiverio para siempre del Mercosur. Espero que el presidente José Mujica y el canciller Luis Almagro se nieguen desde ahora, que digan que no van a cumplir con un arancel elevado".

Sanguinetti, finalmente, consideró que es necesario que el país se mantenga en la misma dirección respecto de la relación con la región, aunque lamentó la decisión del gobierno de Tabaré Vázquez de rechazar un tratado de libre comercio con los Estados Unidos.

Por eso aseguró que el camino es buscar acuerdos tanto con ese país como con China, Chile, Colombia, Perú y Brasil, entre otros. Para ello se requiere "acción y convicción", afirmó, al tiempo que declaró que es necesario que se le haga sentir el peso de la opinión uruguaya a la Argentina.